Economía

Expertos aseguran que el impuesto a las corporaciones cerveceras permitiría el crecimiento de la cerveza artesanal

El Seminario Internacional “Mercado de la Cerveza y Competencia” que tuvo lugar en la Pontificia Universidad Católica de Quito, abordó la realidad que atraviesa la producción cervecera en Latinoamérica y uno de sus comportamiento económicos en cuanto a su actividad manufacturera.

QUITO (PICHINCHA). La economía popular y solidaria muestra señales de crecimiento. El sector cervecero es un ejemplo de ello. Pequeños productores artesanales trabajan por el aumento de su producción y la integración de mecanismos que permitan su competencia con grandes corporaciones.

El Seminario Internacional “Mercado de la Cerveza y Competencia” que tuvo lugar en la Pontificia Universidad Católica de Quito, abordó la realidad que atraviesa la producción cervecera en Latinoamérica y uno de sus comportamiento económicos en cuanto a su actividad manufacturera.

Christian Ruiz, superintendente subrogante de Control del Poder de Mercado, destacó que el principal objetivo del seminario fue conocer la realidad de otros países y apoyar de manera decidida el trabajo que realizan las organizaciones de la Economía Popular y Solidaria, en relación a la producción de cerveza artesanal.

Uno de los elementos que recibió la felicitación de los expertos argentino y mexicano, fue el impuesto de 0.17 centavos a la cada litro de cerveza que estableció la reciente reforma tributaria en Ecuador, excluyendo a los pequeños productores artesanales. Situación en la que coinciden ambos analistas, “sería un estímulo importante para que los pequeños productores puedan entrar a competir en el mercado”.

La monopolización destituye la posibilidad de innovar y mejorar las condiciones de producción. Cuando una empresa controla la distribución y la producción, incluso la calidad de sus productos se deterioran porque todo se encuentra completamente centralizado, señaló durante su exposición el investigador mexicano, Rodrigo Morales.

Las estimaciones de la Superintendencia de Control del Poder del Mercado (SCPM), demuestran que en la región se prevé la comercialización de 20.000 millones de litros de cerveza, lo que generaría un valor de 77.000 millones de dólares para el 2021.

Este panorama impulsó a la Superintendencia a posibilitar un espacio que examine las condiciones de competencia entre las diferentes empresas que operan en el área de la cervecería. Tomando en cuenta que la las Unidades Económicas Populares han permitido la inclusión laboral de 20.737 personas.

Morales destacó que “todos los países de América Latina muestran una situación similar, con sus matices, pero la mayoría de las empresas cerveceras tienen una tendencia a la monopolización”. Las corporaciones dominantes y que pretenden someter el mercado en 29 países son SabMiller y Anheuser Busch, que registran participaciones de superiores al 60% de las marcas líderes.

Además puntualizó que es todo un desafío para la región enfrentar el crecimiento que vivió este apartado de la economía en los últimos años. En ese sentido, “los cerveceros artesanales han cumplido un papel fundamental, porque presionan de manera competitiva sobre los productos que se generan el mercado”.

Por su parte, Miguel del Pino, mencionó que además de la monopolización generalizada en la región, otros los problemas es la barrera de marca. Producida por las nuevas identidades que desean ingresar al mercado, especialmente la cervecería artesanal y los pequeños productores que se ven limitados por el estatus que ocupan los sellos de larga data. EL CIUDADANO