Internacional

Exceso de lluvias causa temblores y pánico en ciudad del sur de Brasil golpeada por catástrofe climática

SAO PAULO,  La ciudad brasileña de Caxias do Sul, la segunda mayor del estado sureño de Río Grande do Sul, registró en la madrugada de este lunes  13 de mayo, cuatro temblores en medio del peor desastre climático de la historia de la región, donde han muerto al menos 145 personas por las inundaciones y más de 600.000 debieron ser evacuadas, informó Defensa Civil.

Los temblores no fueron causados por terremotos sino debido a la cantidad de lluvia caída en los últimos 15 días, que están provocando movimientos del suelo en algunos cerros que se siente entre la población.

Residentes de la región central de Caxias do Sul, ciudad golpeada por las inundaciones que inicieron el 29 de abril pasado, y la capital del estado, Porto Alegre, así como más de 400 otros municipios, denunciaron ante el Departamento de Bomberos estruendos y temblores, que causaron pánico.

«Los bomberos no detectaron daños estructurales en los barrios donde se sintieron los temblores», dijo un portavoz de Defensa Civil a la local Radio Gaúcha.

El geólogo de la secretaría municipal de Medio Ambiente de Caxias do Sul, Caio Torques, indicó que los temblores están relacionados a los aludes y deslizamientos de tierra causados por la crecida de los ríos y las lluvias que provocaron la peor tragedia climática de la historia de Rio Grande do Sul, estado fronterizo con Argentina y Uruguay.

«En períodos de grandes precipitaciones, estos temblores están relacionados a deslizmientos de tierro y al subsuelo saturado por el paso del agua. El subsuelo naturalmente posee espacios vacíos que son movidos por el exceso de agua, causando estos temblores. No tiene poder para causar daños en construcciones sólidas», dijo el geólogo Torques.

La ciudad de Porto Alegre, capital del estado, registraba este lunes nuevamente lluvias y la crecida, nuevamente, del Río Guaíba, que ha batido récord de volumen permitiendo inundar más de la mitad de la urbe.

Fuente:  XINHUA