Deportes

Ex técnico del Deportivo Quito denuncia irregularidades en pago a jugadores

El estratega ecuatoriano espera que para este nuevo campeonato los directivos se manejen de manera correcta con el pago de sus jugadores.

GUAYAQUIL.-  El actual técnico del Olmedo, Carlos Sevilla, quien se desempeñó como entrenador en el Deportivo Quito hasta la temporada pasada,  denunció  irregularidades en los pagos de primas así como también las deudas de valores que el club mantiene con él.

El estratega hizo fuertes declaraciones durante una entrevista a radio La Red, sobre la existencia de terceras personas que se acreditarían cierto porcentaje de las primas de los jugadores.

“Paga prima y sueldo, a los jugadores les dicen vas a ganar 3 mil dólares y te vamos a dar una prima de 8 mil, 10 mil dólares. Pero ese dinero de la prima no es para vos, ese dinero es para otras persona que nos están ayudando, esa es la gran verdad” señaló.

El imbabureño también aseguró sentirse molesto porque desde el 2010 se le adeudan valores, que supuestamente serían saldadas con un terreno, situación que aún no se ha hecho realidad.

“Deportivo Quito me debe dinero desde el 2010, ahora salvamos la categoría por mérito de los jugadores y el cuerpo técnico. La situación era tan difícil en el Deportivo Quito que en Riobamba me toco poner mi tarjeta de crédito para pagar $200”, dijo.

Actualmente con la presidencia de  Joselito Cobos se mantiene, es por esto que Sevilla junto a su cuerpo técnico dialogaron con el actual presidente, quien les solicito regresar en tres meses porque en este momento no cuentan con dinero.

“Me toca esperar para ver si en algún momento nos llaman para ver cómo nos pueden cancelar, lo que pasa es que primero se ponen bravos y no contestan el teléfono. Esa es la manera de evitar que les cobren”, señaló.

A pesar del momento incomodo que esté viviendo Sevilla, destacó que la directiva actual está haciendo un enorme esfuerzo, pero esperaba que le cumplieran  y no fue así. “Me dijeron que me iban a pagar ni sé cuándo. Después, cuando empiece a apretar para que me paguen y se enojen, será otra situación”, sentenció.