Internacional

Ex secretario presidencial se entrega a Justicia guatemalteca por corrupción

 

Alejos Cámbara se presentó en el Juzgado Sexto Penal, donde ante los medios de comunicación insistió en su inocencia: “no tengo ningún contubernio con nadie”.

GUATEMALA.  El ex secretario privado del expresidente de Guatemala Álvaro Colom (2008-2012) Gustavo Alejos Cámbara, prófugo de la Justicia desde el pasado mes de octubre, se entregó hoy a las autoridades tras ser acusado de participar en una red de corrupción dentro del seguro social del país.

Alejos Cámbara se presentó en el Juzgado Sexto Penal, donde ante los medios de comunicación insistió en su inocencia: “no tengo ningún contubernio con nadie”.

El empresario está acusado de liderar una trama de corrupción por la que ya fueron enviadas a prisión preventiva once personas y que presuntamente favorecía a determinados proveedores de medicinas a cambio de comisiones.

Aparentemente tranquilo, sonriente y confiado en su inocencia, el empresario no quiso confirmar donde había pasado este tiempo. Son cuestiones “personales”, aclaró, aunque no dudó en insistir en que se entregaba ahora por un motivo claro: “por mí y por mi familia”.

“Estamos aquí para demostrar mi inocencia”, repitió ante los medios antes de iniciar la audiencia, y agregó que no se había presentado antes porque quería conocer bien el caso por el que se le acusa y por “cuestiones de seguridad”.

Está previsto que la audiencia de primera declaración se celebre este mismo lunes, según confirmaron a Efe fuentes oficiales, y que Alejos Cámbara preste declaración ante la titular del juzgado Sexto Penal, la jueza Mélida Vásquez.

La red de corrupción que operaba en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) fue desarticulada a finales del pasado mes de octubre por el Ministerio Público (MP-Fiscalía) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

Once personas, entre ellas el director del hospital de enfermedades generales del IGSS, Roberto Francisco Estrada Morales, el director del hospital Juan José Arévalo, Carlos Enrique Palma Carranza, y el jefe de la unidad financiera del mismo hospital, Marcelo Noguera Sagastumem, están en prisión preventiva.

A la cárcel del cuartel militar Matamoros fueron también remitidos los funcionarios Carlos Rodolfo Salvatierra, César Estuardo Hernández y Hugo René Navas y los proveedores de medicamentos para el Estado José Rafael Arriaga Fuentes, José Rodolfo Barrientos Montepeque, Mateo Estuardo Ramazzini Menéndez, Juan Pablo Muralles Morán y Alejandro Enrique Toledo Paz.

Alejos, que logró evadir entonces a las autoridades, estuvo prófugo de la Justicia desde el pasado 27 de octubre y tres días después, el 30, se emitió en su contra una alerta internacional en los 190 países donde tiene presencia la Interpol.

La red conocida como “Negociantes de la Salud”, según el MP y la CICIG, se “aprovechaba” de la “posición privilegiada” de algunos funcionarios dentro del IGSS e incluso “realizaba gestiones” para que los médicos recetaran “un mismo medicamento”. (Efe/ La Nación)