Opinión

EVOLUCIONAMOS

ERNESTO VERNAZA TRUJILLO

 

No todo tiempo pasado fue mejor.

Creo firmemente que la humanidad ha dado pasos significativos en temas de moral, que es el conjunto de normas, valores y creencias aceptadas en una sociedad, que funcionan como modelo de conducta y valoración, para establecer lo que está bien o está mal. La moral influye en nuestro comportamiento, siendo lo más interesante que se trasmite oralmente hasta que eventualmente forman parte de un cuerpo legal.

Aquellos que consideran la biblia no solo un libro sagrado sino que tiene como autor a dios, de acuerdo con el número 105 del Catecismo Católico, coincidirán conmigo que el Rey Salomón no era un ejemplo de virtudes, peor de imitar por santidad, llegó a tener 700 esposas, 300 concubinas y mil caballos que tampoco tuvo tiempo de montar.

Más casto fue el Rey David prodigo en mujeres y concubinas lo que no evitó que incumpla el décimo mandamiento que prohibía desear la mujer del prójimo. Mandamiento que está siendo seriamente reconsiderado, pues es imposible cumplirlo mientras Jennifer López este casada. La poligamia dio luego pasó a la monogamia ahora moralmente aceptable aun cuando algunos tengan sus recreos.

Gran avance moral fue que el general José María Urbina terminará con la esclavitud en 1851, al expedir un decreto para liberar a los esclavos. Un año más tarde, la Asamblea Constituyente ratificó la ordenanza. Muchos esclavos pasaron a adoptar el apellido de sus amos.

La abolición de la pena de muerte fue otro gran hito moral en Ecuador cuando la asamblea de 1897 la suprimió del Código Penal.

El liberalismo también despenalizó la prisión por deudas que las mantiene vigentes el Servicio de Rentas Internas, condenándonos a permanecer en el país con el pretexto de deudas irrisorias. También está vigente, para supuestamente proteger y garantizar las pensiones alimenticias de menores de edad, hipotético estéril, pues lejos de producir dinero, la cárcel es un obstáculo para ello, a menos que se dedique usted a vender drogas. No es difícil pensar que el deudor en libertad trabaje y quizás algún día con el producto de su labor pague su deuda. Resulta contradictorio exigir el pago de lo debido y al mismo tiempo coartar en forma radical los medios de hacerlo. El juicio de alimentos que termina con boleta de captura, lo que protege y aúpa es la mera satisfacción de venganza y resentimientos nacidos de una relación quebrada por el desamor. Es el coraje de un acreedor que se consuela con la prisión de su deudor.

El círculo rosa se posesionó con éxito en Carondelet gracias a que unos años antes, en 1997 la homosexualidad penada con 8 años de cárcel, fue suprimida en Ecuador.

Nos vamos convirtiendo año a año en una civilización más evolucionada con nuevos e importantes valores morales que no estaban presentes en el pasado, tengamos fe y confianza en el porvenir porque antes estábamos peor.
¡No aplica para la edad!