Actualidad

Estudio de la Espae revela todavía incumplimientos laborales

El número de afiliados para el 2015 será de 581.717; al 2020 1.135.790; 2030 1.820.262. La masa salarial en el 2015 1.842.174 al 2030 será de 12.298.127.

GUAYAQUIL. Ellas trabajan actualmente tanto o más que ellos, comparten los mismos gastos e incluso, tienen mayor desgates. En pocas palabras, las tareas domésticas no son compartidas y la práctica, el 69 % de las trabajadoras remuneradas del hogar no percibe pago de horas extras.

Un estudio de la Espae, Escuela de Posgrados de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol), que realizó a 300 personas revela que todavía existen algunos incumplimientos laborales que deben afrontar el servicio doméstico en el Puerto Principal.

Esto a pesar que el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) tiene lista la tabla de aportes para que las amas de casa accedan al beneficio de la pensión. La medida es uno de los ejes de las reformas laborales y a la Seguridad Social que remitió el Ejecutivo para su análisis en la Asamblea.

Pero a pesar de esto, la última experiencia laboral de Mileni Sevilla no fue positiva, así lo reconoció en una entrevista para Ecuavisa.  Ella estaba afiliada al Seguro Social y recibía el salario básico como lo dispone el Código del Trabajo, pero había otros aspectos que no eran cumplidos por el empleador.

“Quería que trabaje de 7 de la mañana a 7 de la noche, sin pagarme horas extras y sin que comiera”, comenta Sevilla.

La profesora de ESPAE Sara Wong, y directora del Centro de Estudios Asia – Pacífico (CEAP) de la ESPOL, estuvo a cargo de la investigación y explicó que a las trabajadoras del hogar que están afiliadas sí se les cumple el salario y aquellas que no lo están, no reciben lo que dice la ley.

El 99 % de las encuestadas se mostró a favor de la afiliación al Seguro Social, pero el 44 % de ellas no cuenta con ese beneficio. Además, la mayoría desconoce que puede acceder a préstamos hipotecarios, quirografarios, jubilación y fondos de reserva.

Wong cree que hay que intensificar la difusión de esos derechos: “Hay que mejorar la educación del empleador, para que sepa la importancia de hacer cumplir esta ley y mejorar la educación de las trabajadoras para que tengan claro cuáles son sus derechos y obligaciones”.

Maritza Zambrano, presidenta de la Asociación de Trabajadoras Remuneradas del Hogar de Guayaquil, dicha agrupación también efectuó un estudio que será presentado la próxima semana ante las autoridades laborales y que expone un porcentaje más elevado de empleadas sin seguridad social.

“Este es un porcentaje sumamente alto, 78 % de nuestras compañeras que no están afiliadas cuando tenemos unas leyes que garantizan a la trabajadora remunerada del hogar”, comenta Zambrano.

Por eso, plantean una propuesta al régimen y esta es ver de qué forma se hace una campaña nacional de sensibilización al empleador y también a la trabajadora remunerada porque hay mucho desconocimiento. (Ecuavisa/Red. La Nación)