Actualidad

Estudiantes reubicados de Colegio Montufar pueden apelar o escoger otra institución de estudio

Desde este lunes, estudiantes del Montufar debían asistir a instituciones educativas asignadas

QUITO. Los alumnos reubicados que antes pertenecían al Colegio Montufar deben asistir a la nueva institución educativa desde este lunes, a pesar de que los padres tienen como apelar a la decisión de la Junta educativa, la misma se basó en un informe realizado por la actual rectora del Colegio. “En algunos casos puede que la sanción de reubicación no cambie pero los estudiantes están en su derecho de escoger ser reubicados a otras instituciones educativas y no en la que fueron asignados”, confirmó el ministro de Educación Augusto Espinosa, al garantizar que el Distrito tomó en cuenta la zona de vivienda del alumno, disponibilidad de cupos y edad del estudiante.

La denuncia en la Fiscalía General del Estado para que se investigue quienes fueron los causantes de los desmanes, continúa, incluso del intento de asesinato. “No solo se sanciona el acto material sino a quien incentivó esta situación (…). Se conoce extraoficialmente que es un menor de edad estudiante del Colegio Montufar, quien habría arrojado en la cabeza de una policía un bloque. Es penoso que todos después de cometer una falta dicen no haberlo hecho”, dijo el ministro de Educación y resaltó que no hay ni un solo estudiante que pida disculpas en nombre del Colegio Montufar a la policía que casi pierde la vida.

Por este motivo, el funcionario sostuvo que se sigue un proceso que inició con el informe emitido por la nueva rectora, en dicho informe se determinan faltas muy graves, con la cual, la Junta de Resolución de Conflictos establece una sanción, que puede ser apelada en la zona 9 del Distrito de Educación. “La ley establece que dentro del evento que haya causado convulsión, se puede suspender a los estudiantes que se crea involucrados, por lo que los jóvenes que tuvieron más de 15 días suspensos es legal y en su sanción será tomado en cuenta el tiempo previo que estuvieron sin clases. Ahora es obligación de los docentes nivelarlos”, aclaró el ministro.

Adicionalmente, Espinoza resaltó que los padres de los estudiantes suspendidos tienen la potestad y posibilidad de llevar a sus hijos reubicados a colegios particulares sin ninguna dificultad y garantizó que el bienestar de los estudiantes reubicados es acompañado mediante los departamentos de Consejería Estudiantil de los diferentes colegios y las Unidades Distritales de Apoyo a la Inclusión, pues reconoció que el cambio puede generar alguna dificultad.

Por su parte, en la Dirección Distrital de Educación Eloy Alfaro acudieron esta mañana los padres de los 8 alumnos del colegio Montúfar que serán reubicados del plantel por su supuesta participación en las protestas de febrero pasado.

Ellos exigen que las autoridades presenten pruebas en las que se basaron para establecer la sanción, a tres meses de que termine el ciclo lectivo en la región Sierra.

Hasta el momento, 6 de los alumnos serán trasladados a planteles con modalidad semipresencial y 1 en una institución a distancia, entre ellos, el presidente del Comité de Estudiantes del Montúfar, Gonzalo Criollo, quien sería reubicado en el colegio Benito Juárez, de modalidad presencial.

Al respecto, Melania Galván, madre de Criollo enfatizó que no aceptará el cambio “Es injusto. De hoy en adelante todos los días acudirá a las puertas del plantel hasta que su hijo regrese a las aulas”, manifestó Galván a diario La Hora.

A la Dirección Distrital también acudieron los padres de otros 12 alumnos, quienes fueron suspendidos, tras las protestas que se dieron en torno a la reubicación de 16 profesores del establecimiento. (VCV/La Nación)