Ciencia

Estudian el impacto de la falta de oxígeno en el cerebro de los bebés

El 71 por ciento de las muertes de infantes se produce 30 días después del nacimiento.

COLOMBIA. La falta de oxígeno en el organismo, específicamente en el cerebro, es la principal causa de muerte y de daños neurológicos irreversibles en los recién nacidos en su primera semana de vida.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el 71 por ciento de las muertes de infantes tiene lugar en la etapa neonatal (30 días después del nacimiento), siendo la hipoxia severa la causa del 29 por ciento de esas muertes en los niños de América Latina y el Caribe. El 25 por ciento de los neonatos que sobreviven presentan déficits neurológicos como epilepsia y parálisis cerebral.

Por eso, este hecho es considerado un problema de salud pública, más si se tiene en cuenta que algunos niños no presentan en exámenes clínicos o de imágenes diagnósticas evidencia de alteraciones en su sistema nervioso después de haber tenido episodios de falta de oxígeno.

“Por esa razón, estamos analizando cómo se comporta un marcador metabólico que aparece en sangre cuando hay daño cerebral. Este marcador tiene potencialidad para el diagnóstico del daño cerebral y permite conocer el pronóstico de cómo puede quedar ese bebé desde el punto de vista de su neurodesarrollo”, explica la médica cubana experta en bioquímica clínica Lilia del Riesgo, quien actualmente dirige el proyecto de Hipoxia Perinatal, que hace parte de una de las líneas de investigación del Grupo Bio-Bio, de la Facultad de Ciencias Naturales y Matemáticas de la Universidad del Rosario.

La experta explica que el propósito es conseguir algo similar a lo que ocurre hoy con otras enfermedades en las cuales determinadas proteínas plasmáticas aumentan cuando existe daño en un determinado tejido.

En el caso de la hipoxia, se determinará la proteína S100B, que tiene acciones fisiológicas en el sistema nervioso de los seres humanos, pero que al salir de las células –lo que puede darse en el evento hipóxico en los recién nacidos– tiene efectos neurotóxicos produciendo alteraciones en este tejido.

El grupo de investigadores de la Universidad del Rosario, a partir del estudio que realizó en el 2014 a 108 niños recién nacidos sanos, tiene los valores de esta proteína en este grupo de niños, información que no existía para Colombia. Ahora, el paso siguiente es determinar el marcador en bebés con hipoxia perinatal en grados diferentes (leve, moderada y severa), e identificar qué alteraciones se presentan desde el punto de vista clínico-neurológico en los niños.

Para Del Riesgo, este avance es trascendental debido a que el período perinatal y los dos primeros años de vida son fundamentales en el desarrollo del sistema nervioso en los seres humanos.

Esta segunda etapa del proyecto, que se realizará el próximo año, cuenta con recursos de Colciencias y del Grupo Bio-Bio de la Unidad de Bioquímica. (El Tiempo/La Nación)