Deportes

Estrada: Quitaremos todas las suspensiones

El empresario se presentó esta tarde algunas de sus propuestas, a pesar que su rival no fue al debate, él está optimista que los dirigentes nacionales elegirán por un cambio en el balompié.

GUAYAQUIL. Jaime Estrada, candidato a la presidencia del balompié nacional, asistió puntual al debate organizado por el movimiento Don Burro, pero su contrincante, el actual presidente Luis Chiriboga, no asistió. El moderador fue Daniel Molina, representante de este movimiento.

A pesar de eso Estrada que contó con el apoyo del expresidente de la Asociación de Orellana, Gonzalo Carvajal, ratificó el apoyo al joven dirigente y destacó que era la mejor opción que tenía el fútbol nacional para cambiar de ideología, sin desmerecer los logros alcanzado por Chiriboga al frente de la FEF.

El presidente del descendido Manta Fútbol Club agradeció las palabras de Carvajal y resaltó que “nuestro plan de trabajo es hacer una Federación más transparente y crear la Liga Profesional de Fútbol”.

Además destacó que en la FEF existe mucho despilfarro por parte de los directivos, por lo que aseguró que si él gana las elecciones que se realizarán el viernes cuando se instale el Congreso Ordinario, realizará una mejor “distribución de los recursos entre los actores –clubes y asociaciones-de los recursos”.

El dirigente esta consiente que el tiempo –dos semanas tiene realizando la campaña- se ha convertido en una desventaja porque ha tenido “poco tiempo para presentar la campaña a los demás directivos”.

Liga de Quito, Universidad Católica, Manta y la asociación de Orellana son las que están a favor de su candidatura. Mientras que El Nacional, Deportivo Cuenca y la asociación de Manabí también darían sus votos. “Si logró la presidencia lo primero que haré es levantar las suspensiones y sentarnos a conversar para sacar adelante el fútbol nacional”.

El dirigente comentó que si no logra el objetivo seguirá trabajando y “con los dirigentes seguiré siendo amigo, nos podremos sentar a conversar y todo normal. Pero no así con una persona –Luis Chiriboga- porque no se lo merece”.(DO/La Nación)