Opinión

Estoy feliz y agradecido por la vida, mañana cumplo 69 años de existencia gracias a Dios.

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

Cómo no estar feliz si valgo por dos jóvenes de 35 y por tres de 23…y al valer más no tengo muchas de las necesidades que a la edad de esos cinco, son fundamentales, para que cuando lleguen a mi edad, puedan también decir lo mismo.

Por supuesto que ha sido un vivir intenso de constantes aprendizajes. Pero siempre puse fe en mis proyectos, aunque en el caminó muchas veces me equivoqué, caí, tropecé…pero nunca me sentí derrotado y/o abandoné la carrera, sin analizar las causas en que me equivoqué, y por qué no puse la atención que fueron causas de mi error, pero las aproveché para aprender.

Que soy más lento, porqué la escarcha del tiempo va dejando huellas, es verdad, ya no puedo físicamente correr, saltar, y tantas otras cosas que es verdad hasta podría envidiar de los jóvenes, pero tengo otros tipos de reflexiones y vivencias, que suplen y en demasías, las otras que inexorablemente son parte de los cambios de hábitos, etapas y hasta de visión, al acercarnos al momento más importante de nuestras vidas: la muerte.

De manera qué, no estoy a la caza ni de trabajo, figureteo, no me interesa ser influencer, popular, simpático, guapo o algo increíble. Quiero y seguiré siendo yo y mis circunstancias hasta el final de mis días, amaré sin egoísmo y limitaciones a todos aquellos, que quieran estar conmigo y acompañarme en esta aventura, que ha resultado en el mayor y mejor juego… la vida misma.

Soy inmensamente rico, porqué apenas necesito muy poco para seguir siendo feliz: estar consciente, tengo a mi familia a mi lado, mis amigos, mis perros.

Dios vive en mí y soy su más humilde servidor. Qué más puede cualquier ser humano desear…lo tengo todo. Gracias, mi Dios.

Semper Fi.