Tecnociencia

Estos son los vehículos con los que la NASA busca realizar misiones en la Luna

La NASA se prepara para explorar la Luna a través del programa Artemis con la ayuda de un Vehículo Lunar Terrestre (VLT).

La NASA se encuentra en fase de preparación para explorar la Luna a través del programa Artemis. Este proyecto no solo tiene como meta el regreso a la superficie lunar, sino también se busca establecer presencia permanente aquí.

Con el propósito de desarrollar un hábitat sostenible y duradero en el polo sur lunar, la agencia espacial resaltó la importancia de contar con vehículos lunares avanzados que apoyen a los astronautas en sus misiones. Este vehículo, denominado Vehículo Lunar Terrestre (VLT), será crucial para la exploración, investigación y construcción en la Luna.

Los Vehículos Lunares Terrestres están enfocados en el éxito del programa Artemis de la NASA. Para ello deberán enfrentar desafíos en los que se incluyen temperaturas extremas y terrenos en malas condiciones, además de estar diseñados para operar de manera autónoma.

Los vehículos que la NASA analiza llevar a misiones en la Luna

La NASA ha seleccionado a tres consorcios para diseñar avanzados vehículos lunares: Intuitive Machines, Lunar Outpost y Venturi Astrolab. Cada consorcio desarrollará su propio diseño, el cual será evaluado por la NASA para determinar el mejor vehículo que acompañará a los astronautas en la misión Artemis V, programada para 2026.

Para evaluar la seguridad de un Vehículo Lunar Terrestre (VLT), la NASA señala que las propuestas deben tener la capacidad de resistir 10 kilómetros de recorrido con una sola carga de batería. Además, deben poder sobrevivir a las zonas en las que se presenta un trazado inestable en la superficie de la Luna.

Los diseños vehiculares propuestos a la NASA

Lunar Outpost está desarrollando un avanzado vehículo de transporte lunar similar a un camión espacial diseñado para construir y mantener infraestructuras a gran escala en la superficie de la Luna. Equipado con tecnología de baterías avanzadas, puede operar durante la gélida noche lunar, con o sin astronautas a bordo. Además, cuenta con un conjunto de brazos robóticos para realizar detalladas tareas de construcción y transporte de carga.

Intuitive Machine

Intuitive Machines, junto con Boeing, Michelin y Northrop Grumman, está creando un vehículo especial llamado Moon RACER para explorar la Luna. Este vehículo tiene la estructura de un coche de carreras y está diseñado para ser muy flexible, con partes que se pueden cambiar fácilmente, ya sea por astronautas o de forma automática. Gracias a la experiencia de Intuitive Machines en aterrizajes lunares y el apoyo de sus socios, este vehículo es una opción fuerte y adaptable para futuras misiones en la Luna.

 El vehículo Moon RACER presenta un diseño de coche de carreras. Foto: Intuitive Machines

El vehículo Moon RACER presenta un diseño de coche de carreras. Foto: Intuitive Machines

Venturi Astrolab

Venturi Astrolab, junto con Axiom Space y Odyssey Space Research, ha creado el vehículo FLEX LTV, que es compacto y muy adaptable. Este vehículo, que ya tiene un prototipo real, está listo para una misión comercial con SpaceX Starship. Puede llevar hasta 1.5 toneladas de equipo y materiales, lo que lo hace muy útil y versátil, siendo una excelente opción para el programa Artemis de exploración espacial.

 El vehículo FLEX TV es otra de las propuestas que analiza la NASA para realizar misiones a la Luna a través de la misión Artemis. Foto: Astrolab

El vehículo FLEX TV es otra de las propuestas que analiza la NASA para realizar misiones a la Luna a través de la misión Artemis. Foto: Astrolab

El futuro de la exploración lunar se centra en la misión Artemis, que busca explorar y establecer una presencia humana sostenida en la Luna. La idea de una base lunar permanente se vuelve cada vez más realista. La nueva generación de vehículos lunares, con diseños y capacidades avanzadas, promete revolucionar la exploración y la colonización de la Luna, estando preparados para enfrentar los desafíos del entorno lunar y abrir el camino para una presencia humana permanente en nuestro satélite natural.

Fuente:  LA REPÙBLICA PERÙ