Deportes

Esteban Paz, tajante con Olé: de las diferencias con Isaac Álvarez al «Liga quedó en el pasado»

El ahora dirigente de Leones del Norte habló de su salida de los Albos tras 26 años al mando.

El 2024 empezó como un año histórico en Liga de Quito en la parte dirigencial por el final del mandato de la Comisión de Fútbol liderada por Esteban Paz. Tras 26 años, el control del equipo pasó al club social de los Albos, que tiene como presidente a Isaac Álvarez, quien también fue parte de la Comisión. Esto significó un cambio radical en la cúpula del Rey de Copas tras un año en el que consiguieron un doblete histórico con la LigaPro y Copa SudamericanaLa relación entre Paz y Álvarez se rompió en el transcurso del 2023, por lo que no se renovó el contrato con la Comisión de Fútbol.

Esteban, junto a su padre Rodrigo Paz, fueron parte de la dirigencia más exitosa en la historia de Liga, consiguiendo 16 de los 20 títulos que posee la U. El equipo capitalino ahora tiene a Álvarez como su máximo directivo, con un primer semestre en donde no se consigueron los objetivos planteados al quedar lejos de la pelea en la LigaPro, quedar fuera de la Copa Libertadores y perder la Recopa Sudamericana, lo que significó la salida del DT Josep Alcácer.

Quedar lejos de los objetivos hizo que la hinchada pida la vuelta de Paz. El ex dirigente de los Albos estuvo alejado del fútbol unos meses del fútbol, y regresó con un nuevo proyecto. Esteban aceptó la propuesta de Leones del Norte para hacerse cargo del equipo, firmando un contrato por 10 años y con opción a extender el vínculo si así lo desea el dirigente.

En diálogo con Olé, Paz habló sobre su paso por Liga, su relación con el presidente de la U y el por qué descartó un regreso al equipo en el que trabajó por más de 20 años. «Crecí con Liga, tuve la oportunidad de trabajar por Liga y levantar copas, pero también sufrirla cuando no nos salían bien las cosas. Todo fue en un entorno de mucha pasión y amor por el equipos, los hinchas y lo que movíamos alrededor del equipo. Pensar que ahora estoy en otra orilla es difícil, porque no logro desprenderme del significado y lo que llevo adentro por Liga», dijo Paz.

Juan Zubeldía fue presentado como entrenador de Leones del Norte, el equipo que adqurió Esteban Paz (Foto: @leonesdel_norte)J

uan Zubeldía fue presentado como entrenador de Leones del Norte, el equipo que adqurió Esteban Paz (Foto: @leonesdel_norte)

El ex dirigente de la U mostró su molestia con Álvarez y cuestionó la forma en que tomó el mando del equipo: «Si se hubiese interesado en administrar el equipo, ¿por qué no se sentó con nosotros para aprender? Pero eso sí, cuando ganamos todo fue el primerito en decir, ‘esque esto lo ganamos por por mí’. Fue el primero en decir que la copa es de él, la copa no es de él. Él no hizo nada por esa copa, lo digo sinceramente. Él no contrataba, él no me administraba las cosas, lo hacíamos con mi equipo de trabajo».

Esteban Paz apuntó contra Álvarez.

Esteban Paz apuntó contra Álvarez.

-¿Cómo ve a Liga a la distancia? ¿Cuáles son sus sentimientos?

Estoy afuera, el otro día se conmeboraban 16 años de nuestro título de Copa Libertadores y apareció una película de la última Copa Sudamericana, ese vínculo nunca va a dejar de estar, ese amor por Liga nunca va a dejar de estar. Es incómodo regresar a ver todos esos recuerdos con mi padre y mi familia cerca de Liga desde que nací.

Crecí con Liga, tuve la oportunidad de trabajar por Liga y levantar copas, pero también sufrirla cuando no nos salían bien las cosas. Todo fue en un entorno de mucha pasión y amor por el equipos, los hinchas y lo que movíamos alrededor del equipo. Pensar que ahora estoy en otra orilla es difícil, porque no logro desprenderme del significado y lo que llevo adentro por Liga.

Ahora tengo que ir consolidando lo mismo por Leones del Norte, tengo que hacerlo con toda mi responsabilidad y pasión. Sé que lo voy a lograr, pero si me golpean esas sensaciones de lo que representa Liga para mí y ahora estar en otro proyecto deportivo, que lo tomé por mis propias razones. Liga está en el pasado y nunca voy a dejar de reconocer, siempre lo voy a resaltar. Siempre va a estar en mi corazón, pero en el pasado.

-Armó un proyecto de diez años en Leones del Norte, ¿está descartado su regreso a Liga?

-Hemos montado el proyecto de diez años inicialmente, pero se ha fijado la continuidad. En ese mismo documento hay continuidad si yo la acepto. Es decir, este proyecto va para largo, inclusive creería que hasta mucho más de los diez años por cómo lo estamos trabajando, la convicción de lo que estamos elaborando y el esfuerzo que estamos poniendo. Me parece muy difícil volver a Liga por la forma como está construida, las bases sociales de Liga y la estructura societaria de Liga. Me parece muy difícil. El golpe de de haber sentido lo que sentimos mi grupo de gente, mi familia y yo no fue fácil absorberlo. Sentir que uno pensaba que conocía a las personas, por mucho tiempo compartir con estas personas y de repente ver como cambió radicalmente 180 grados.

Lo que uno pensaba que conocía a lo que fue después con un poco de poder. Con un poco de poder, cambiaron radicalmente. El ego fue seguramente el motor para hacer este cambio y no lo vi venir. Seguramente pequé de ingenuo, no lo vi venir hasta que ya fue muy evidente. Cuando ya fue muy evidente, ya las cosas no funcionaron. hubo un quiebre total. Me indigna la forma y las mentiras como han conducido las cosas. No han tenido la valentía ni la honorabilidad de enfrentarse con la verdad. Han manipulado las cosas y eso ha hecho que haya un rompimiento cada vez más profundo. Y con ese rompimiento y con la carencia de de valores, que es evidente que yo no los comparto para nada, va a ser muy difícil que yo me pueda acercar a Liga en el futuro. Más aún estando las personas que están actualmente administrando el equipo.

Esteban Paz, dirigente de Liga de Quito.

Esteban Paz, dirigente de Liga de Quito.

-¿Cuándo fue ese punto de quiebre en el que la relación empezó a desgartase?

-Todo el año pasado fue muy complicado y fue creciendo. Las diferencias fueron creciendo, creciendo, creciendo. Estos sentimientos que yo veía de deseo de tener una vitrina que lo vean, el egocentrismo de esta persona, de figurar. Algo que nunca hemos hecho nosotros, algo que nunca ha sido el motor que nos llevó a manejar Liga. Eso se fue sintiendo cada vez más. Y fíjate que un día, cuando me junto con Luis Zubeldía antes de la final contra Independiente del Valle, Luis me pregunta ¿qué sabes, qué está pasando? Porque estamos hablando contigo de continuidad y por acá atrás se oye que vienen españoles. En la reunión que estábamos, Santiago Jácome, Diego Castro, todo el cuerpo técnico y yo. Yo le dije que las cosas no venían bien y si yo he tratado de sostener el proyecto para que nadie se entere de estas dificultades y estos problemas, es justamente para no crear un rompimiento de la cadena del objetivo. Porque el objetivo tenía clarísimo que había que sostener bien en el camerino, que estas diferencias que ya eran notorias, no se noten para afuera entonces, y tratar de llevar la fiesta en paz.

Al equipo de trabajo mío les decía respiren, tranquilos, vamos para adelante, no se fijen en los problemas de estos. Traten de darle solución a los problemas. lidien con el problema porque eran problemas diarios constante de injerencias, de egocentrismo. Lo único que le dije es vamos para adelante. Cuando se entera Luis de que todos estos problemas venían, dijo ‘no entiendo, me quedo o me voy’. En una reunión previa, más o menos en octubre con Diego Castro, Leonidas Molina, Isaac Álvarez y yo, el mismo Isaac me dice arme usted el equipo para el próximo año. Estebitan yo soy su segunda guitarra, lo dijo varias veces. Diego Castro, le volvió a preguntar a ver qué va a pasar. No, no, no, no, yo soy la segunda guitarra de este Estebitan. Entonces por qué no tuvo la valentía de decirme yo quiero hacerme cargo del proyecto deportivo, no me ayude, no haga nada, yo me hago cargo de todo. ¿Por qué todo por atrás? ¿Por qué tan absurdo que no haya esa transición adecuada del equipo? La transición económica nunca se la hizo, de tal forma que hemos tenido que ir a una mediación en una Cámara de Comercio para poder hacer un desmontaje de mis firmas en bancos de los pasivos que siguen mis firmas, y un sinnúmero de otras cosas que siguen enganchados.

Pero si se hubiera hecho algo ordenado, con coherencia, vamos armando un desmontaje y listo. Tal vez no me hubiera gustado, por supuesto, retirarme de Liga es algo que no me hubiera gustado, pero lo hubiera aceptado porque no había otra solución. Lo que menos pretendo es causar un daño a la Liga. ¿Por qué hacerlo de la forma tan oscura como lo hicieron? Hasta ahora no entiendo con todo el entorno que tenemos y dejar las las deudas como quedaron. Haberles botado de la noche a la mañana, sin pretender ni siquiera sentarles en una mesa de decirles ya no pretendo tus servicios, arreglemos para que te vayas tranquilo. Nadie quería ser un problema, pero no, te fuiste y hasta luego, anda a ver quién te paga. No, no es así. Todo fue manejado de manera muy rara. Después terminamos en una asamblea de socios en enero que lo manejaron dictatorialmente. Ni siquiera le permitieron a Diego Castro como gerente del equipo, hacer una presentación del equipo y cualquier pregunta que tenían de los pasivos. Porque claro, se concentran es que los pasivo, el troll center le da con todo al pasivo. Por favor, estamos entregando tres veces en activo. Ah, es que hay que ver de todo

No, no hay que vender todo, pero hay que vender algunas cosas que nosotros hemos construido y hemos creado para poder entregar en cero. Entonces asuman el pasivo, porque tener pasivos no es un problema. La mayoría de clubes, instituciones, empresas la tienen. Lo que hay que hacer es administrar correctamente ese pasivo para que no crezca, que vaya decreciendo. Y eso es lo que estábamos haciendo. El pasivo en cinco años se iba a reducir a cero. Estábamos en la planificación reduciendo a cero. Había un fideicomiso armado por nosotros con los ingresos comerciales que yo y mi equipo de trabajo conseguimos, y sí, con las garantías de Isaac Álvarez y las mías. Mitad, mitad. Pero todo realmente hecho muy desprolijo, de una forma ya alevosamente con odio, con unos celos desproporcionados. Porque fueron incrementándose conforme. venían los días.

Yo lo único que decía a mi equipo de trabajo, si quieren administrar el equipo por lo menos interesense en sentarse aquí, aprender cómo se maneja el equipo, porque nunca estuvieron cerca en el manejo del equipo. Decía que era el que traía la plata, qué raro, porque las cuentas de los pasivos hasta hasta diciembre del 2023, la misma cantidad de plata que la familia Álvarez puso en Liga, puso exactamente la misma cantidad y un poco más la familia Paz. No son todos los cuentos y las mentiras (que dicen), y yo lo digo sin ningún problema, refrendo todo lo que digo con documentos en la mano. De eso y muchas otras cosas que tranquilamente tengo los documentos para poderlos presentar, porque en en la operación como tal, cualquier gasto, venía sustentado por dos firmas de apoderado y en el 98% de los documentos están firmados por Isaac Álvarez y por mí. Porque el 2% estaba firmando Isaac Álvarez, Santiago Barragán y algunas empresas, pero el 98% estaba entre él y yo. No hay como escudarse con ‘esque no entendía, no sabía’ o firmaba sin saber lo que firmaba, que es rarísimo, porque todo lo que firmaba después se corroboraba en un balance, en un estado de situación.

Si se hubiese interesado en administrar el equipo, ¿por qué no se sentó con nosotros para aprender? Pero eso sí, cuando ganamos todo fue el primerito en decir, ‘esque esto lo ganamos por por mí’. Fue el primero en decir la copa es de él, la copa no es de él. Él no hizo nada por esa copa, lo digo sinceramente. Él no contrataba, él no me administraba las cosas, lo hacíamos con mi equipo de trabajo. Si hay alguien a quien hay que decirle gracias es a los jugadores y principalmente a Luis Zubeldía, que fue el que creó este proyecto deportivo, que lo armó y lo llevó a donde tenía que llevar.

-Usted hablaba del pasivo, ¿ómo se fue incrementando? ¿Qué fue lo que ocurrió? Hace 10 años estaba entre 5 y 10 millones y ahora en 35…

-Totalmente. El pasivo en el 2018 lo recibimos entre 6 y 7 millones de dólares, que es normal. Estos pasivos se los maneja. Fue incrementándose por los equipos que teníamos, que fueron bastante poderosos en el 2018, 2019 y el del 2020. Pero lo que más exacerbó el incremento del pasivo, fue la pandemia. La pandemia creó un hueco enorme, enorme. Si no hubiéramos tenido la pandemia, el pasivo hubiera sido muchísimo inferior y mucho más manejable. Pero la pandemia exacerbó y nos hizo el hueco más grande que en la historia de Liga.

Tuvimos que frentearlo y tuvimos que administrar esa diferencia, ese déficit y ese ese volumen tan grande de egresos sin tener ingresos. No fue un año, porque fueron dos años y medio en que se sintió la pandemia porque continuaba la pandemia, pese a que ya todo el mundo salía a las calles, pero a los estadios muy poco. Comercialmente todas las empresas se vieron muy afectadas por la pandemia, entonces se redujo muchísimo los ingresos comerciales. En cinco años administramos prácticamente dos años y medio con una falta de ingresos importante. Y la gente te exige, la gente te exige mejores equipos, mejores rendimientos y la única forma que se puede lograr es apostando. Apostamos, apostamos y en una salían bien, como el año pasado. en otras no salían bien. Esa es la mayor causal para el incremento tan grande del pasivo.

-¿Cuál era el plan para ir disminuyendo el pasivo en los cincos años que mencionó?

-Lo que había que hacer es reestructurar el pasivo y no seguir aumentando el déficit. Se logró un crédito importante en un banco y se fideicomizaron ingresos. Y esos ingresos son producto de taquilla, derechos de televisión, derechos comerciale, de auspicios. Eso iba un fondo, a un fideicomiso y se distribuía la cuota. En cinco años se saldaba ese pasivo y en gran medida hubiese quedado saldado los pasivos de Liga porque se hubiera sido un tercio de los pasivos. Obviamente tratando de no incrementar los pasivos, se hubiera saldado. Después habían deudas a título personal, que se las podía administrar, manejar mientras estábamos ahí. Pero ahora que no estamos ahí, obviamente no se quieren pagar esas deudas y cambian las cosas. Entonces no quieren servir las deudas, yeso es lo que me preocupa. Lo que está produciendo esto es que el pasivo siga creciendo en Liga y no vayan reduciendo.

– Con su padre estuvieron muchos años en Liga y fue él quien creó la figura de la Comisión de Fútbol. ¿Por qué no buscaron cambiar eso? Que sea más fácil el poder ser socio…

-Mi forma de pensar es que el club no puede hacerse cargo del equipo. Es un tema muy complicado porque veo que hay muchas disyuntivas, hay muchas divisiones entre socios. Hay muchos socios que opinan una cosa, otros que opinan otra cosa. Todo eso termina siendo complicado de administrar. Muchos socios se cuestionan la administración nuestra por los pasivos, pero no se dan cuenta nunca el incremento tan grande que hemos hecho en sus activos. El presupuesto del club es menos de la décima parte de lo que representa el presupuesto del equipo de fútbol. En el momento en que el club se quiere hacer cargo de un presupuesto tan grande, tan complicado de administrar, puede haber un problema severo en la economía de la institución como tal. Lo que se hizo inteligentemente, provocado por mi padre, es separar al equipo de fútbol en la administración mediante estos poderes que lo administramos durante 26 años. Creo que a lo largo de estos 26 años, la historia no se la puede cambiar, no se la puede borrar. Si hubieron momentos difíciles, si hubieron años que no se ganó, pero si comparamos con años anteriores a la administración de estos últimos 26 años, superamos por largo los resultados deportivos de Liga, por largo. Fuimos la dirigencia con mejores resultados deportivos en la historia de Liga.

No quiero que se sienta como algo que me jacto, porque no es así. Pero si vemos los resultados como dirigencia en los 26 años, también somos una de las dirigencias más ganadoras del fútbol ecuatoriano. Prueba de ello están las copas que se ganaron, muchos torneos. Ganamos cerca de 16 copas, 16 campeonatos a lo largo de los 26 años y hubieron varios vicecampeonatos, empezando con el más sonado campeonato que fue el Mundial de Clubes. Después varios vice campeonatos nacionales y vicecampeonatos internacionales también. A lo largo de los 26 años solo hay que ver las estadísticas y compararlo con estadísticas de otros clubes o de las mismas del club. También ver que en las estadísticas del club hubieron cuatro copas antes de nosotros, y en las cuatro copas más de la mitad estaba involucrado mi padre. Eso es lo que dejamos a Liga. Muchos se tratan de de cuestionar y sobre todo de criticar los momentos en los que no se ganaron, pero nunca se acuerdan del pasado. Solo comparan el presente cuando no se ganó, pero tampoco comparan el presente con todas las copas que se ganó. Cada quien tiene derecho a opinar como le convenga. Pero los números y los resultados están ahí y ese es mi gran orgullo. No me jacto, sino es un orgullo personal porque lo hicimos con mi padre.

Por:  Diario OLÈ.com