Actualidad

Este 2015 se lo ha declarado como el Año del Reciclaje

El reciclaje no solo ayuda al medio ambiente, sino que también tiene repercusiones económicas y sociales.

GUAYAQUIL. Convertir en algo valioso lo que se pensaba que era solamente basura, eso es reciclar. Recopilar botellas, latas, periódicos, revistas, fundas y más elementos que han sido usados es el primer paso para unirse a este proceso que cada vez toma más fuerza en el país.

El reciclaje no es únicamente una iniciativa que ayuda al medio ambiente porque reduce la cantidad de desperdicios que se desechan, sino que también tiene repercusiones económicas y sociales.

Melanie Chiriboga, es un ejemplo de ello. Ella se dedica desde hace cinco años a trabajar con productos reciclados para la elaboración de productos que vende en ferias artesanales. Cuenta que “por amor a la naturaleza empecé a recoger todo lo que podía servir nuevamente”.

Al principio, ella no le vio como una alternativa lucrativa, pero con el paso del tiempo investigó varios procesos para ir dando formas a los desechos. “Ahora he sacado provecho de lo que muchos piensan son cosas inservibles”, comenta.

Según la página web de Fundación Avina, en el país se produjeron 4,1 millones de toneladas de basura en el 2014. Pese a que se calcula que el potencial reciclable es de más de un millón de toneladas, solamente se pudo reciclar 245 000.

El 50% de las 245 000 toneladas de papel, vidrio y cartón que se reciclaron durante el 2014 en el Ecuador fueron compiladas por los recicladores de base. El porcentaje se conoció el pasado 18 de marzo del presente año durante un encuentro que hubo entre los recicladores del país y las principales autoridades del Gobierno. Alrededor de 1 000 miembros de la Red Nacional de Recicladores del Ecuador (Renarec), ha formado a 33 asociaciones.

Norma Valle, pertenece a una de estas asociaciones, la cual cuenta con 25 miembros. Ella manifiesta que se dedica al reciclaje desde hace ocho años y que las condiciones de su trabajo han mejorado desde hace un año que se formó la asociación a través de Renarec. “Compartimos a la hora de la comida, nos organizamos y nos llevamos mucho mejor”, expresa Valle.

Según el presidente Rafael Correa, en el país se están impulsando políticas de manejo de residuos sólidos, conjuntamente con un impulso a la economía popular y solidaria, para mejorar las condiciones económicas y laborales de este grupo. “Reciclar es un favor que uno se hace a sí mismo. Que nos hacemos unos a los otros”.

Este 2015 se lo ha declarado como el Año del Reciclaje. La intención de aquello es juntar esfuerzos y apoyo a las iniciativas de Gobiernos locales, instituciones públicas, privadas y organizaciones ambientalistas, especialmente de jóvenes. Uno de los retos de las autoridades es conseguir que hasta el 2017 se cierren todos los botaderos a cielo abierto del país. (VCV/La Nación)