Economía

Estas son algunas opciones para usar adecuadamente las utilidades

El rubro deberá pagarse a los empleados en relación de dependencia, hasta el lunes 15 de abril.

En Ecuador, los trabajadores en relación de dependencia de empresas privadas recibirán utilidades hasta el lunes, 15 de abril. Se trata de un ingreso adicional, que se entrega una vez al año, y se convierte en una buena oportunidad para ordenar las finanzas, tanto familiares como personales.

Para hacerlo, primero es importante plantearse los objetivos a los que aspira y después, decidirse por alguna opción que le permita obtener el mayor beneficio posible.

– Pagar deudas, o refinanciarlas para conseguir tranquilidad financiera.

– Invertir en certificados a plazo fijo para recibir los intereses mensuales.

– Adquirir bienes duraderos como una casa, departamento o terreno, en el que esté seguro el dinero. después la propiedad se vende incluso al doble del precio adquirido.

– Empezar un negocio propio es otra alternativa, pero debe considerar que la rentabilidad en los primeros años es incierta y de alto riesgo.

¿Qué no debe hacer con el dinero de las utilidades?

Los especialistas no recomiendan tener el dinero guardado en casa por varias razones, una de ellas es la inseguridad. Además, es mejor evitar invertir a plazo fijo por lapsos muy cortos.

«Mientras más corto sea el tiempo, menor va a ser la tasa de interés. Mientras más plazo lo deje en la institución financiera, sea cooperativa o sea banco, va a recibir una mayor tasa de interés que va a bordear el 9 %», explicó a Ecuavisa el docente Diego Fernando Cueva.

También se sugiere evitar gastar en ropa y artículos de lujo con el dinero de las utilidades, porque es desperdiciar la oportunidad. Tampoco se debe usar como dinero de bolsillo para cubrir gastos diarios.

«El dinero guardado en casa no genera inversión y es más proclive a que se destine al gasto. Esto significa que no va a tener un beneficio de ese dinero», agregó el especialista Cueva.

Recuerde que las utilidades deben ser canceladas en su totalidad hasta el 15 de abril. Si no se cumple, la primera instancia es conversar con el empleador y si el problema persiste, colocar una denuncia sin costo en el Ministerio del Trabajo.