Economía

Estados Unidos proyecta nuevos aranceles a importaciones de China

Estados Unidos se prepara para anunciar aranceles a todas las importaciones de China en diciembre si los respectivos presidentes, Donald Trump y Xi Jinping, terminan sin acuerdos futuras conversaciones, divulgó hoy la agencia Bloomberg.

Según ese medio de comunicación, las tarifas se aplicarían a los productos que no fueron incluidos en las rondas previas de impuestos como parte de la guerra comercial desatada por Washington contra el gigante asiático.

Teniendo en cuenta las cifras del pasado año, tales tasas podrían alcanzar los 257 mil millones de dólares, señaló la fuente.

Agregó que funcionarios norteamericanos buscan estar listos en caso de que el diálogo entre ambos mandatarios en el contexto de la próxima cumbre del G-20 en Argentina el 30 de noviembre y el 1 de diciembre no deje resultados positivos.

Trump ordenó el pasado 17 de septiembre el establecimiento de aranceles a la importación de productos chinos valorados en 200 mil millones de dólares.

Los gravámenes, del 10 por ciento y en vigor desde el 24 de septiembre, estarán en ese nivel hasta finales del presente año, precisó el gobernante en una declaración divulgada por la Casa Blanca.

El jefe de Estado, cuya orden se dirigió al representante comercial estadounidense, Robert Lighthizer, agregó que los impuestos se elevarán a 25 por ciento el 1 de enero de 2019.

Si China toma medidas de represalia contra nuestros agricultores u otras industrias, inmediatamente perseguiremos la tercera fase, que consiste en aranceles a productos por 267 mil millones de dólares, amenazó el republicano.

Después de la imposición de Washington de tarifas a productos chinos por 50 mil millones de dólares (34 mil y 16 mil en julio y agosto), el país asiático respondió de la misma manera sobre artículos estadounidenses, y posteriormente la cantidad ascendió a 60 mil millones de dólares.

Según Trump, las prácticas ‘desleales’ chinas relacionadas con la tecnología y la propiedad intelectual de Estados Unidos constituyen una grave amenaza para la salud y la prosperidad a largo plazo de la economía norteamericana.

Hemos instado a China a cambiar y brindar un trato recíproco a las empresas estadounidenses, le hemos dado todas las oportunidades para tratarnos de manera más justa, pero hasta ahora no lo ha hecho, expuso entonces.

Más de 80 grandes grupos de negocios, manufactura y agricultura anunciaron el 12 de septiembre el lanzamiento de una campaña multimillonaria contra este tipo de medidas.

Los impulsores de la iniciativa crearon una coalición nombrada Americans for Free Trade (Estadounidenses por el Libre Comercio), la cual está formada por empresas de múltiples industrias, desde juguetes hasta tecnología, y tiene como objetivo destacar las consecuencias negativas de los impuestos.

agp/dsa

PRENSA LATINA