Tecnociencia

Esta es la misión con la que China espera obtener muestras de la cara oculta de la Luna

La misión de 53 días hace parte de un ambicioso programa espacial orientado a llevar una tripulación al satélite para 2030.

China lanzó este viernes  3 de mayo de 2024,una misión para recoger muestras de la cara oculta de la Luna, un hito que se enmarca en un ambicioso programa espacial orientado a llevar una misión tripulada al satélite para 2030.

El cohete despegó desde el Centro de Lanzamiento Espacial Wenchang en la provincia de Hainan, en el sur de China, justo antes de las 17H30 (09H30 GMT), informaron varios medios internacionales.

La misión es el último paso del ambicioso programa espacial chino que, según Estados Unidos, es utilizado para cubrir objetivos militares y es un intento de establecer su dominio en el Cosmos.

El objetivo de la sonda Chang’e-6 es recoger unos dos kilos de material de la cara oculta de la Luna y traerlos de vuelta a la Tierra para analizarlos.

La agencia estatal Xinhua calificó el lanzamiento como «el primer intento de este tipo en la historia de la exploración de la Luna».

Es una misión de 53 días técnicamente compleja que busca una hazaña sin precedentes, lograr el despegue de un aparato desde esa parte de la Luna que nunca es visible desde la Tierra.

«Chang’e-6 recogerá muestras de la cara oculta de la Luna por primera vez», informó a los periodistas Ge Ping, vicedirector del Centro de Exploración Lunar e Ingeniería Espacial de China.

La nave debe aterrizar en la inmensa Cuenca Aitken, uno de los mayores cráteres provocados por impacto conocidos en el sistema solar, situado en el Polo Sur.

Una vez allí, recogerá muestras del suelo y rocas, y realizará otros experimentos en la zona de aterrizaje. Finalmente, la sonda deberá despegar de la Luna y retornar a la Tierra.

Bajo la presidencia de Xi Jinping, China ha impulsado su «sueño espacial». En la última década ha destinado enormes recursos a este programa y se ha fijado ambiciosos objetivos para cerrar la brecha con las dos potencias afianzadas en este campo, Estados Unidos y Rusia.

El gigante asiático ha conseguido destacados progresos: la construcción de la estación espacial Tiangong (Palacio Celestial), el aterrizaje de róveres robotizados en Marte y se convirtió en el tercer país en llevar astronautas al espacio.

Para 2030, China quiere enviar una misión tripulada a la Luna y planea también la construcción de una base en el satélite terrestre.

Por:  NTN 24