Internacional

ESPECIAL: Chile extiende a pasos agigantados red de autobuses eléctricos para el transporte público en tres regiones

Por Cristóbal Chávez Bravo

SANTIAGO, Chile extiende a pasos agigantados su flota de autobuses eléctricos de origen chino en los servicios de transporte público con presencia en las regiones Metropolitana (centro), O’Higgins (centro) y Antofagasta (norte), además de que se espera cerrar el año con vehículos en Valparaíso (centro) y Coquimbo (norte), señaló el ministro de Transportes y Telecomunicaciones, Juan Carlos Muñoz.

«Nosotros como país tenemos un compromiso muy importante hacia la carbono neutralidad», señaló Muñoz en entrevista con Xinhua.

«Queremos ser carbono neutrales en 2050 y para eso una de las metas intermedias que tenemos es que para el 2040, todo el transporte público sea con vehículos cero emisión y hemos puesto el foco para eso», apuntó.

Muñoz detalló que uno de los focos está en convertir en forma gradual los vehículos que circulan más kilómetros en el año.

«Por eso el transporte público hacia vehículos eléctricos, porque son los que permiten un ahorro de emisión de carbono más relevante», explicó el ministro de Transportes y Telecomunicaciones.

Comentó que la capital del país, la ciudad de Santiago donde viven más de 7 millones de personas, a la fecha suma 2.500 autobuses eléctricos en operación, de una flota de alrededor de 7.000 unidades, además de adelantar que pronto habrá una licitación para sumar más.

«Es un tremendo logro y es impresionante porque Santiago de Chile no es una ciudad ni la más grande, ni la más rica, ni con mayores usuarios en el transporte público», dijo Muñoz, al destacar que ello corresponde a una política de Estado que trasciende a los Gobiernos en turno.

El propio presidente de Chile, Gabriel Boric, se refirió al tema el pasado 1 de junio en su tercera Cuenta Pública Presidencial.

«El año pasado, Antofagasta se convirtió en la primera ciudad fuera de Santiago en tener buses eléctricos, a la que se sumó Rancagua hace tan solo unas semanas», sostuvo.

Boric proyectó que para el 2025, los habitantes de ciudades como Coquimbo, La Serena, Lota, Osorno, Ovalle, Tiltil y Valparaíso se podrán desplazar en autobuses eléctricos, al tiempo que la norteña Copiapó se convertirá ese año en la primera urbe de Sudamérica con el 100 por ciento de su flota eléctrica.

Este 2024, Chile sumó autobuses eléctricos a la ciudad de Rancagua, en la región de O’Higgins, la tercera después de las citadas Antofagasta y Metropolitana.

Rancagua, a una hora al sur de la capital chilena, recibió las unidades eléctricas gracias al programa estatal «Renueva tu micro», que busca incentivar el reemplazo de vehículos antiguos por eléctricos y que también incluye electro-terminales.

A la ciudad arribaron 10 autobuses eléctricos de la marca china Zhongtong de 8,7 metros de largo y autonomía de 229 kilómetros, además de espacio para silla de ruedas y rampa de acceso, aire acondicionado, iluminación interior Led, puertos USB para conductor y pasajeros, conexión Wifi y cabina de segregación del conductor.

Muñoz remarcó que Chile quiere avanzar en electro-movilidad, así que define ciertas condiciones para los futuros operadores en términos de lo que tiene que cumplir un autobús, en un marco en que la industria china «ha sido extraordinariamente efectiva en poder proveer los buses que cumplen con ese requerimiento».

El funcionario chileno complementó que han visto que la industria china ha sido preferida por los operadores privados y por los propietarios de unidades, que han adquirido tecnología china porque ofrece el servicio a menor costo del que hay a nivel global.

En diciembre de 2018 comenzó a circular en la región Metropolitana de Santiago la primera flota de autobuses eléctricos del transporte público chileno, todos de la marca china BYD, un trabajo mancomunado que en un lustro ha permitido que posea una flota de 2.550 unidades con estas características en el país y una de las más importantes del mundo.

Por:  XINHUA