Internacional

EspaA�a: la ETA anunciarA? su disoluciA?n el primer fin de semana de mayo

El anuncio tendrA? lugar en un acto que se celebrarA? en el PaA�s Vasco francA�s, segA?n la radiotelevisiA?n pA?blica vasca.

La organizaciA?n terrorista ETA anunciarA? su disoluciA?n definitiva el primer fin de semana de mayo, segA?n ha avanzado este miA�rcoles EiTB, la radiotelevisiA?n pA?blica vasca. De confirmarse, la disoluciA?n llegarA? poco mA?s de un aA�o despuA�s de su desarme, que tuvo lugar el 8 de abril del pasado aA�o.

Siempre segA?n estas informaciones, el anuncio se harA? en un acto que se celebrarA? en una localidad por determinar del PaA�s Vasco francA�s y en la que ademA?s a�?participarA?n agentes polA�ticos y sociales y personalidades internacionalesa�?.

Los detalles sobre este acto se darA?n a conocer el lunes en una rueda de prensa en la que participarA?n miembros del Grupo Internacional de Contacto (GIC), del abogado sudafricano Brian Currin, de Bake Bidea y del Foro Social, tres organizaciones que han actuado como una suerte de mediadores.

La disoluciA?n es fruto de un debate en el seno de la antigua banda armada, creada en 1959, en plena dictadura de Francisco Franco, y responsable de 829 muertes, ademA?s de secuestros, extorsiones y miles de heridos en nombre de su lucha por la independencia.

En 2011 ETA renunciA? a la violencia y el 8 de abril de 2017 entregA? las armas, al proporcionar a la justicia francesa una lista de sus depA?sitos.

La sociedad vasca estA? en general mA?s tranquila. Pero la regiA?n, de 2,2 millones de habitantes, vive en estos momentos “cada 10 dA�as” la salida de prisiA?n de ex miembros de ETA, entre los que cada vez mA?s purgaron sus penas, explica Agus HernA?n, dirigente de la asociaciA?n Foro Social, vinculada a los allegados de los presos.

Desde hace meses hay una escena que se repite en los barrios: la tradicional ceremonia vasca de bienvenida a los antiguos miembros de la organizaciA?n que quedan en libertad.

Y eso plantea a diario el debate sobre la era post-ETA. Para los familiares de los presos –que recuerdan que los militantes independentistas tambiA�n sufrieron violencia, con ejecuciones y torturas–, son “ceremonias normales” de recepciA?n de personas que hasta ahora estaban encarceladas en prisiones cercanas.

Pero hay una “entrega de ramos de flores a los que vuelven por haber asesinado o ayudado a asesinar”, se indigna Maite Pagazaurtundua, diputada europea por UPyD (centro-derecha) cuyo hermano, un policA�a, fue asesinado por ETA en 2003 en AndoA?in (GuipA?zcoa).

En febrero, dos presuntos cA?mplices del asesinato de su hermano fueron recibidos con un homenaje similar, algo que las asociaciones de vA�ctimas consideran un insulto a los muertos.

Fuente: La Vanguardia