Opinión

ESCOGER O ANULAR

Luis Hidalgo Vernaza

luishidalgov@gye.satnet.net

La disyuntiva esta entre escoger los candidatos más idóneos o el de anular el voto.

La publicidad del CNE en relación a como se debe sufragar y el número de papeletas que se deberán llenar es más que confusa. Los ciudadanos se verán abocados a tener que manipular seis papeletas donde hay cromos difíciles y desconocidos con muy contadas excepciones.

Conforme se acerca el día de los comicios la incertidumbre va en aumento. El número de candidatos que se permitió su inscripción conspira al enredo. Los desacuerdos en el interior del CNE contribuirán para lo que serán los resultados.

Se recomienda que los votantes concurran el domingo 24 de marzo con una polla que ayude a escoger los personajes para las diferentes dignidades a fin de evitar nulidades.
.
Lo más claro son los postulantes a Alcaldes y Prefectos en ciudades y provincias, no así la lista de concejales y consejeros donde un popurrí ha primado; Las habilidades artísticas, las caritas bonitas y cuerpos esculturales prevaleció al intelecto.

¿Pero el tema pepa es como votar para el Consejo de Participación Ciudadana? El mando de este organismo si queda en manos de individuos descalificados o correistas, sería desastroso para el país. Muchos de los postulantes tienen entre sus propuestas el desbaratar lo realizado por el Transitorio presidido por Julio Cesar Trujillo, lo que terminaría siendo funesto.

La campaña del voto nulo toma fuerza en el electorado. El desconocimiento de cuantos se deben elegir se suma a la lista de figuras desconocidas que pretenden llegar al Organismo.

Para quienes opinan que anular el voto es un camino peligroso lo sostienen en base a que los validos podrían convertirse al final en un porcentaje que termine validando la elección.

Si triunfa el nulo se tendría que repetir la elección, situación que considero una burla a la voluntad del pueblo, por lo que, pese a criterios legales válidos, se podría llamar a un Referéndum que es el pronunciamiento popular inobjetable.