Opinión

ESCARABAJOS ESTERCOLEROS

Henry Silva Viteri

henry.48@hotmail.com

 

 

 

 

Como dicen “hay de todo en la viña del señor” y en la naturaleza encontramos toda clase de plantas, unas hermosas y fragantes otras espinosas y malolientes; árboles que nos dan frutos comestibles y otros que nos envenenan, animales que nos dan alegrías y otros venenosos que nos matan. Entre todas las criaturas que habitan nuestro planeta que hemos ido destrozando irresponsablemente existe un insecto de la familia de los coleópteros que alimenta a sus crías con boñiga, estos insectos son llamados escarabajos estercoleros o peloteros porque recogen estiércol y lo hacen pelotas, así lo llevan a su guarida para que en interior de esta bola de estiércol la hembra ponga los huevos de sus larvas las que luego de incubar en es bola de boñiga se alimentan del excremento en que se desarrollaron.

Y algo similar ocurre con los seres humanos, hay seres humanos estercoleros como los escarabajos y estos escarabajos estercoleros humanos son los dirigentes políticos, los dirigentes sociales y los dirigentes de los trabajadores; estos escarabajos nada decentes se desenvuelven en un medio de estiércol social que busca su bienestar y tener a sus “crías” junto a ellos para alimentarlas de lis excrementos en los que se desenvuelven.

Los verdaderos escarabajos estercoleros admiten a un segundo individuo a colaborar en el rodamiento de la bola de estiércol para alimentar a sus crías, al igual que ellos los estercoleros humanos admiten a otros como ellos para rodar la bola de excrementos mentales y así alimentar a sus “crías”, es decir a la masa popular que se alimenta de la boñiga suministrada por los estercoleros políticos, dirigentes sociales y sindicalistas.

Los políticos son los reyes estercoleros, viven en ese medio podrido de las componendas, los engaños, la picardía, corrupción, traiciones, enriquecimiento ilícito, etc… con tal de tener poderes para dominar a sus larvas y aprovecharse de todo para poner a pueblo contra pueblo y así enriquecerse; tenemos claros cuales son estos ejemplares: Carlitos Mameluco Corre, Jorge Vidrio Glas, Vinicio y Fernando Alvarado; Pierina Correa, Rolando Panchana, Marcela Aguiñaga, Gaby come KK entre otros.

Los virreyes en esta selección de estercoleros humanos son los dirigentes sociales, sobre todo los dirigentes indígenas, que llevan en sus genes un grave resentimiento social, estos estercoleros alegando que protegen a la mamapacha se hacen beneficiar de fundaciones del “imperio” que tanto odian pero no odian los dólares que reciben, la mayor bola de estiércol que hacen rodar es la de que son nación, que ironía una nación dentro de otra nación, estos escarabajos humanos recogen todo el estiércol del resentimiento ancestral que han inculcado a las comunidades y tribus para destruir y saquear ciudades y propiedades particulares y del Estado, la bola de estiércol en donde encierran a las comunidades es el odio a los ecuatorianos y a todo lo que es progreso, los escarabajos estercoleros indígenas son Jaime Vargas incitador a un golpe de estado, sabotaje a los campos petroleros, llamar a la rebelión a las F.F.A.A, emplumado que recibe más de $ 500.000 al año, toma cerveza Corona y se traslada en un 4×4; Yaku Pérez apaleado por Correa y ahora le hace el juego, en lugar de estar trabajando en la prefectura anda como vedette dizque representándonos; Leónidas Iza doctor en economía, se ve que los dirigentes indígenas saben escoger buen estiércol.

Otra categorías de estercoleros son los dirigentes sindicalistas, tenemos los recolectores de boñiga de los transportista Jorge Calderón de los taxistas gran amigo de Carlitos Mameluco Correa, Carlos Macías, Napoleón Cabrera, y los de los trabajadores cuya bola de excrementos es la lucha contra los que les dan de comer.

Todos los bichitos citados anteriormente dicen representar a los ecuatorianos y eso no es cierto, muchos ecuatorianos, la mayoría, no estamos recogiendo boñiga para lograr nuestros objetivos, por lo contrario queremos un Ecuador limpio del estiércol que esos estercoleros recogen y en el que se desarrollan; muchos ecuatorianos han perdido la moral y ética y las nuevas generaciones se están alimentando del estiércol que les dan los que han dirigido el país, ignorancia, irrespeto, drogas, ejemplos de enriquecimiento ilícito, mentiras, todos estos son los elementos la bola de boñiga en donde se desarrollan las larvas de la nueva generación.