Opinión

¿ES LASSO GUAYAQUILEÑO?

Henry Silva Viteri/Guayaquil

Parece que el señor Lasso no ha vivido en Guayaquil, estamos en el mes de enero, estación invernal con fuertes lluvias, calles inundadas, barrios marginales convertidos en grandes lodazales y sus calles en ríos de lodo, escuelas y colegios en mal estado sobre todo los fiscales.

Tal vez como vive ahora en barrio residencial con todas las comodidades y como no se da una vuelta por los suburbios puede darse el lujo de hacer los siguientes comentarios:

“El Gobierno respeta y hará respetar la decisión de los padres de familia de enviar a sus estudiantes a clases presenciales o mantenerlos bajo la modalidad virtual, y que se han volcado los esfuerzos para que las aulas sean sitios más seguros”.

Analicemos estos comentarios, en primer lugar, echa la piedra y esconder la mano dándole la responsabilidad a los padres de familia, no son los padres de familia los que han tomado la decisión de volver a clases presenciales, es él como cabeza del gobierno quien ha decidido eso.

En segundo lugar asegura que se han “volcado esfuerzos” para que la aulas sean sitios seguros, tal vez el colegio Monte Tabor de sus amigos de Opus Dei o el Balandra, Torremar o Delta; pero en los colegios y escuelas fiscales vemos todos los días el calamitoso estado en que se encuentran los techos que parecen cernideros, bancas destartalada y oxidadas, baños en mal estado y piezas sanitarias inexistentes, patios que parecen selvas y calles de tierra que en esta temporada se convierten en lodazales.

Estoy de acuerdo con las siguientes declaraciones del señor Lasso: “Los estudiantes deben regresar a las escuelas y colegios para seguir fortaleciendo su desarrollo académico y socio emocional cumpliendo con las medidas de bioseguridad”.

Correcto, nada mejor que las clases presenciales para lograr un excelente desarrollo académico y socio emocional pero en este momento, mes de enero con lluvias, una pandemia, ¿es justo que los alumnos de la costa faltando solo 15 días para que termine el año escolar regresen a los planteles para exponerse a los contagios de COVID? son ahora los niños los que más se contagian; ¿está bien que regresen a clases presenciales cuando hay una incidencia fuerte de dengue, que se mojen y pesquen una gripe muy fuerte o una pulmonía?.

Señor Lasso pise la tierra y viva la realidad de Guayaquil, pasó usted mucho tiempo metido en su banco y en su urbanización cerrada y ahora se pone a polemizar con la alcaldesa Cinthya Viteri que hizo algo bueno como prohibir las clases presenciales en GUAYAQUIL y no las virtuales, así que envía a su ministra correista Brown a pelear con el Municipio de Guayaquil que tiene las estadísticas de contagios y muertes por COVID 19 reales y no como las acomodadas por la ministra Vakuna.

Señor Lasso, póngase los zapatos rojos y visite los planteles fiscales no importa que se le ensucien de lodo porque los puede lavar, vaya con encauchado y repelente para los mosquitos.