Ciencia

Errores de lactancia inhiben a madres de amamantar

El Unicef destaca que la leche brinda las defensas requeridas por un menor.

MÉXICO. Por desconocimiento, mitos o desinformación, las madres no tienen buenas prácticas y rechazan lactar a sus bebés.

“No tuve leche”, es el motivo que expuso la mayoría de mujeres mexicanas (37%) que  abandonaron la lactancia materna de manera temprana, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición. Le siguieron enfermedades en la madre (11%) y el rechazo del bebé al seno.

Sin embargo, la carencia de leche tras el parto no obedece a algún tipo de deficiencia o enfermedad en la madre, sino que la mayor parte de los casos se trata de una errónea estimulación o a una inadecuada postura del bebé lo que inhibe el flujo de alimento.

Así lo explica Alicia Leo, una de las líderes en Guadalajara de la asociación civil Liga de la Leche, organización global dedicada a orientar a mujeres para que puedan tener una lactancia exitosa con base en información publicada en estudios y en la experiencia de quienes imparten los talleres.

“Hay desinformación. Si la madre no está debidamente informada puede no tener una lactancia exitosa. Porque incluso si el bebé nace prematuro ya hay calostro, después de eso sale leche transicional y después de 15 días se regulariza”, comenta Leo.

Agrega que es rarísima la mamá que por cuestiones físicas no pueda verdaderamente lactar. “Por cirugía de reducción de glándulas mamarias no podría dar, o por enfermedad de pechos tuberosos, son pechos que no tienen glándula mamaria, que no tienen ningún cambio durante el embarazo. En 20 años no he visto un caso”.

De acuerdo a su experiencia atendiendo a mujeres con problemas de lactancia, otro de los factores que las hacen recular es tener dolor en los pechos, o bien, grietas en los pezones que les ocasionan dolores extremos y las disuaden de amamantar.

“El dolor en el pezón y las grietas es por posicionamiento inadecuado, la lactancia no debe de doler. Puede doler al inicio pero es un dolor muy soportable, no debe doler durante la tetada o que haga grietas, en esos casos hay que buscar apoyo”.

También menciona que hay mucha culpabilidad en las mamás por no poderles dar pecho, pero sabiendo esto, se aligera su carga y se supera. (Internet/ La Nación)