Opinión

Error inexcusable.

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

Una comisión de selección para escoger los ministros jueces para la Corte Constitucional, acaba de terminar el proceso, con la elección de tres ciudadanos, dos hombres y una mujer, con las más altas notas en las pruebas y exámenes organizadas por ellos…

Pero me surge la curiosidad y sana inquietud, viendo a los tres nuevos magistrados, porque no nos han dado a conocer información, sobre sus patrimonios, declaración de impuestos, estado civil, sus inclinaciones, entornos, vínculos, sus experiencias de vida, cuestiones fundamentales amigos que siempre van a influenciar y reflejar el ser interno de todos los funcionarios públicos, con mayor razón los magistrados, que deben ser y parecer personas con gran responsabilidad, absoluta PROBIDAD, ética pública y personal sólida e INCORRUPTIBLE, de manera qué ser un estudioso y conocedor del derecho y ciencias jurídicas no es suficiente, para integrar los más altos organismos jurídicos y constitucionales, porqué ya hemos tenido sabios juristas destituidos por corruptos e indeseables…

Esta es la tarea que lamentablemente no incorporan estos colectivos de selección y los transparentan, porqué está demás decir, que todos aquellos que aceptan ser parte como funcionarios en el sector público, su privacidad, sigilo bancario y confidencialidad se pierden, para garantizar una honesta gestión e impoluto manejo de recursos públicos, así como la total garantía de imparcialidad y objetividad en sus decisiones…

¿Cuándo nos informarán entonces, que desde hoy hay verdaderos cambios y los mejores son escogidos para que nos gobiernen?

Semper Fi.