Internacional

Enviado chino urge calma y diplomacia en Península Coreana

NACIONES UNIDAS, El representante permanente adjunto de China ante las Naciones Unidas, Geng Shuang, instó este  miércoles  12 de  junio, a todas las partes implicadas a abstenerse de llevar a cabo acciones que puedan agravar aún más las tensiones en la península coreana.

«La prioridad en este momento es que todas las partes mantengan la calma, ejerzan moderación y actúen y hablen de manera reflexiva», dijo Geng en la sesión informativa del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la cuestión de los derechos humanos de la República Popular Democrática de Corea (RPDC), haciendo hincapié en la necesidad de «esfuerzos concertados» para mantener la paz y la estabilidad en la Península.

Geng lamentó la decisión del Consejo de Seguridad de centrarse en las cuestiones de derechos humanos de la RPDC, señalando que tales acciones podrían complicar aún más la ya delicada situación.

«La Carta de la ONU establece claramente que el Consejo de Seguridad es el principal responsable del mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales. China siempre ha mantenido que el Consejo no es el lugar adecuado para abordar cuestiones de derechos humanos, y que no debe intervenir en cuestiones de derechos humanos específicas de un país», añadió.

«Siempre nos hemos opuesto a la politización de las cuestiones de derechos humanos o a su utilización como pretexto para presionar a otros países», dijo el enviado.

«Presionar al Consejo para que considere la situación de los derechos humanos de la RPDC como un medio para politizar e instrumentalizar la cuestión de los derechos humanos solo alimentaría las tensiones y agravaría la animosidad», dijo.

Geng criticó a EE. UU. y a otros países por su papel en el aumento de las tensiones mediante comportamientos provocadores y sanciones unilaterales que afectan a la situación humanitaria de la RPDC.

Pidió que se reduzcan las actividades militares y las tácticas de presión que socavan los esfuerzos de paz.

«China está dispuesta a mantener un estrecho compromiso con todas las partes para desempeñar un papel constructivo en el avance de la solución política de la cuestión de la Península y lograr la paz y la estabilidad a largo plazo», declaró Geng.

El embajador también respondió a la declaración del representante de EE. UU. en la que afirmaba estar dispuesto a un diálogo incondicional con la RPDC, instando a EE. UU. a acompañar sus palabras con acciones que reflejen genuinamente un compromiso con la paz.

Por:  XINHUA