Actualidad

Entre discrepancias y debates, Ley de Galápagos fue aprobada

El debate generó un intenso enfrentamiento verbal en el Pleno de la Asamblea, donde opositores y oficialista defendían sus posturas.

QUITO. Con 88 votos a favor y 33 en contra, la Asamblea Nacional aprobó el veto parcial a la Ley de Galápagos enviado por el presidente de la República, Rafael Correa, el cual establece entre otras cosas, que los salarios de los empleados se calcule multiplicando el índice de precios anual al consumidor con respecto a los precios del Ecuador continental y no como estaba establecido, el doble para empleados públicos y un incremento del 75% para empleados privados.

El debate generó un intenso enfrentamiento verbal en el Pleno de la Asamblea, donde opositores y oficialista defendían sus posturas. A raíz de la intervención de la segunda vicepresidenta Marcela Aguiñaga, quién se refirió a Fanny Uribe del Movimiento Avanza, como una de las protagonistas de la época donde hubo destrucción en la Isla, los ánimos se encandecieron.

“Parece que lo hemos olvidado. Pero yo sí lo recuerdo presidenta, porque entonces algunos de ellos nos tiraban piedras”, señaló al tiempo que alguien desde el otro extremo de la Asamblea Nacional, le pedía calma a la asambleísta de AP. Así mismo, señaló de mentira la afirmación que el 52% de la población de Galápagos esté en extrema pobreza.

Ante estas afirmaciones, la asambleísta Uribe intentó acercarse al curul de la vicepresidenta, pero fue detenida por la escolta legislativa.

“También fue funcionaria pública Marcela Aguiñaga y ganaba el doble, y estaba en forma ilegal, porque yo en ese tiempo fui diputada y llevé la Comisión de Fiscalización. Esto es el revanchismo porque luego de que estuve ilegal tuvo que salir del Parque Nacional”.

Y resaltó que no es lo mismo vivir en el continente que en Galápagos. “La ley de Galápagos privilegia al capital y no al ser humanos, es discriminatoria”

Pero Aguiñaga no solo arremetió contra Uribe, también se refirió a Ángel Vilema, ex militante de Alianza PAÍS, quien fue expulsado del movimiento. “El señor Vilema que también es operador turístico, su familia es dueña de hoteles, de barcos (…)”, señaló.

A esto Vilema señaló: “Que culpa tengo yo que su apellido esté en entredicho, mi apellido es honorable, quién no sabe que usted es la tendencia de derecha en el movimiento PAÍS, quién no sabe”, enfatizó.

Según Vilema, el veto parcial afectará la gestión de los artesanos. “Se pretende generar desigualdades intergeneracionales en aplicación de derechos laborales.”, acotó

El asambleísta apeló, luego que la vicepresidencia de Rosana Alvarado dispuso no permitir más intervenciones. Con 34 votos afirmativos, 88 negativos y 1 abstención, la apelación fue rechazada y aprobada la Ley de Galápagos.

Esta normativa también establece un cálculo en las asignaciones presupuestarias que reciban los gobiernos autónomos descentralizados y el Consejo de Gobierno de la provincia de Galápagos. Establece además, que Consejo Consultivo, sea una instancia de participación ciudadana y asesoramiento no vinculante con la administración y manejo de la reserva marina de la provincia de Galápagos.

Otro aspecto de la normativa, establece que se sancione con multa de 50 remuneraciones unificadas que se pagan en la provincia de Galápagos a quien contraiga matrimonio o forme unión de hecho con una persona que no posea la categoría migratoria de residente permanente, con la intención de que ésta obtenga dicha categoría migratoria. (VBF/La Nación)