Opinión

ENTRE BUEYES NO HAY CORNADAS.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil

[email protected]

Los Socialistas vende patria, aglutinándose como borregos acorralados en un grupo de inconformes bautizado como el Grupo de Puebla, protegidos por una comunidad de profesionales que acoge a los delincuentes simpatizantes de la extrema izquierda en las NACIONES UNIDAS, ésta será otra instancia que con el carácter de urgente se convocará para defender al exvicepresidente Jorge Glas Espinel.

El mismo que por el momento es HUÉSPED de honor de la cárcel de mayor seguridad del país creada por los Socialistas y utilizada para poner tras las rejas a delincuentes considerados como peligros que necesitan seguridades extremas, que por circunstancias de la vida resultaron ser ellos mismos.

Son tan audaces que aparte de exigir la libertad inmediata, intentaran exigir una indemnización inmediata y el Salvoconducto correspondiente para viajar a su privilegiado Edén ubicado en México, para planificar la destrucción del país junto con toda la gavilla de colegas refugiados en la misma ciudad, en la que no pudieron festejar el último cumpleaños del capo de la banda.