Opinión

Endosar la culpa

Luis Hidalgo Vernaza

luishidalgov@gye.satnet.net

En la Asamblea se sigue adelante con el Proyecto   de Reforma Tributaria que entre otras cosas modifica y graba el consumo de bebidas azucaradas, alcohólicas, etc., e introduce el dinero electrónico, promueve el uso de las tarjetas de crédito y débito dando para ello ciertos incentivos que rebajan en uno o dos puntos el IVA.

A pesar de todos los comentarios adversos en el sentido que el aumentar la carga tributaria lo único que hará será acrecentar el desempleo debido a una disminución de los ingresos y alimentará aún más la recesión y con seguridad dará cabida a mayor contrabando, los asambleístas de Alianza País siguen al pie de la letra las indicaciones del Ejecutivo, pese a no tener argumentos válidos para sostener sus posturas.

El endosar la culpa de la crisis económica que afronta el país a la disminución drástica del precio del petróleo y a la revalorización del dólar, es una más de las formas con que la revolución trata de vender el fracaso de su modelo económico sustentado en el gasto público.

La larga noche neoliberal y   la partidocracia es otra de las cantaletas de los gobiernistas para justificar la nueva reforma tributaria. Con el cuento de que anteriormente se subían los precios de las gasolinas o el gas, hoy tienen al pueblo cargado de impuestos, van más de diez sablazos en lo tributario y se espera que hasta la finalización del período de Correa se traten de implementar más.

En la Comisión que tiene a su cargo el estudio del Proyecto enviado por Correa, se ha recibido a ciertos sectores de la producción cuyos productos se verán afectados con el incremento de los precios; todos sin excepción han expuesto que las nuevas cargas tributarias afectarán la producción y por tanto habrá un menor consumo por parte del pueblo. Ingenios, cervecerías, telefónicas, etc., sin contar los Municipios y Prefecturas, se han manifestado contrarios, pero los Alianza País sostienen que las excusas son siempre las mismas.

El objetivo de incrementar los impuestos sigue igual, y aspiran recaudar algo más de 300 Millones en el 2016 y unos 500 Millones en el 2017.  Se busca tapar un pequeño hueco a costilla del pueblo, cuando es sabido el déficit en el presupuesto es muchísimo más alto y aumenta con el pasar de los días.

¿Hasta cuándo se pretende endosar la crisis económica a los gobiernos anteriores o a causas externas?  Van a cumplir 10 años gobernando y el crecimiento económico del país sigue igual o peor. El FMI tiene un diagnostico muy diferente al del gobierno, vamos en caída libre. La desconfianza se sigue incrementando peligrosamente.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.