Economía

En Tungurahua se plantea la compra de páramos para su conservación

El Gobierno Provincial de Tungurahua afina los detalles jurídicos para empezar con este proceso y así cercar las áreas de páramos.

La demanda hídrica social en Tungurahua es de alrededor de mil 930 millones cúbicos al año, cifra que rebasa la oferta disponible de mil 156 millones de metros cúbicos al año en estiaje.

Esta demanda responde principalmente al requerimiento que proviene de riego y consumo humano, por lo que desde el Gobierno Provincial lleva adelante proyectos como los vasos de regulación de MulacorralChuiquiurcu y Chiquicahua.

Con ello se busca satisfacer las demandas actuales y futuras, en torno al uso del agua para riego, potable, generación hidroeléctrica, acuicultura, ecoturismo y mantener condiciones ecológico sanitarias adecuadas en el tramo del río Ambato.

Otras acciones

Carlos Tabares, director de Recursos Hídricos y Conservación Ambiental del Gobierno Provincial, especificó que para mantener estas condiciones adecuadas de conservación y provisión de agua en Tungurahua es indispensable trabajar en la conservación de 300 mil hectáreas de páramos de la provincia.

Así recalcó que la institución lleva adelante alrededor de 40 planes de manejo de páramos con el fin de cuidar este recurso intangible y garantizar las fuentes de agua que nacen de éstos.

“Hemos venido trabajando con una política de compensaciones en cada comunidad, es decir que por cuidar los páramos como institución se compensa con obras y mejoras a las zonas bajas y con ello la población no se vea en la necesidad de recurrir a estas áreas protegidas”, recalcó el funcionario.

Adicionalmente se está trabajando en el proyecto para la compra de áreas de importancia hídrica para garantizar a largo plazo la vida útil de las represas y para promover la corresponsabilidad institucional en el cuidado del ecosistema páramo y la implementación de alternativas productivas con las comunidades que, mediante acuerdos, respetan los páramos.

Esto se debe a que “hay sectores en los que la gente no respeta el límite de franja territorial e invade los páramos con ganado y sembrío y eso nos preocupa de sobremanera”.

TOME NOTA Los páramos de Tungurahua son fundamentales para la regulación hídrica de la región, ya que proveen agua a varias cuencas hidrográficas y son vitales para la conservación del medio ambiente y la biodiversidad.

Tabares mencionó que ellos manejan alrededor de 2 millones 300 mil dólares para los proyectos de manejo de páramos por lo que, bajo todos los parámetros técnicos y jurídicos adecuados, utilizar una proporción de ese capital para adquirir dichos territorios y así garantizar el ecosistema de páramos en Tungurahua.

En 2023, según el funcionario, hubo un inconveniente con la comunidad de Llangahua, zona alta de Pilahuín, en Ambato, en donde los comuneros, de las 12 mil hectáreas existentes se dividieron 9 mil y únicamente dejaron 3 mil para que el Gobierno Provincial siga con el manejo de este recurso.

La gente debe entender que “la conservación de los páramos en la provincia es de vital importancia debido a su rica biodiversidad y su papel esencial en la regulación del agua y el clima de Tungurahua”.

Ante este tipo de casos puntuales, Tabares sostuvo que resulta mejor comprar las áreas de páramos y así prevenir que cosas como las de Llangahua se repliquen en otras zonas de Tungurahua.

Fue enfático en recalcar que a partir de los 3 mil 800 metros sobre el nivel del mar es la franja que ya debe respetarse para el cuidado de páramos.

Por eso expresó que una vez que se concreten todos los detalles jurídicos para el plan de compra, sería justamente por estas comunidades de Pilahuín en donde iniciaría la cadena de adquisición de páramos.

Finalmente señaló que se prevé que para finales de este 2024 o inicios de 2025 se pueda ya comenzar con este programa de conservación de este ecosistema.

CIFRA 40 PROYECTOS de manejo y recuperación de páramos se llevan adelante en Tungurahua.

Un trabajo de todos

“La comunidad debe entender que, si quiere tener agua para producción y para consumo humano debe poner de su parte en el cuidado de los páramos”, explicó el ingeniero ambiental Daniel Cepeda.

Mencionó que se debe dejar de lado la “idea mágica de que no importa cuánta agua desperdiciemos, cuánta basura hagamos o cuánto contaminamos y talamos árboles porque eso no nos va a afectar, porque ya lo está haciendo”

Mencionó que desde todas las organizaciones del Estado deben impulsarse acciones para educación ambiental para que la población esté suficientemente informada sobre la importancia de cuidar los páramos, su biodiversidad y los beneficios ecosistémicos que brindan.

Cepeda recalcó que es indispensable que se restaure las áreas invadidas, pero “para este trabajo se requiere la siembra de árboles, pero tienen que ser de especies nativas que vayan a sustentar los colchones de agua y que permitan la recuperación de ecosistemas dañados”. (NVP)

Por:  Diario la HORA