Actualidad

En la Asamblea Nacional debaten sobre los requisitos para ser legisladores

Libia Rivas, presidenta del Instituto Ecuatoriano de Estudios Legislativos; Rafael Oyarte e Ismael Quintana, expertos constitucionalistas; y, Efrén Guerrero, catedrático universitario, comparecieron ante la Comisión de Enmiendas y Reformas a la Constitución, en el marco del análisis del proyecto de enmienda al artículo 119 de la Carta Magna que fija los requisitos para ser asambleísta.

Según el proyecto, que cuenta con dictamen de procedimiento de la Corte Constitucional, para ser asambleísta se requiere ser mayor de edad y acreditar a más de probidad notoria, experiencia, capacitación o formación justificada.

Elementos adicionales

Libia Rivas afirmó que, de ser aprobado el proyecto también se tendrá que considerar elementos adicionales que deberán ser incorporados en normas de rango legal.

Sostuvo que la reforma se topará con limitaciones de carácter constitucional, como el artículo 113, que establece quienes no pueden ser candidatos de elección popular.

En cuanto a probidad, señaló que está ligada a la norma constitucional que impide ser representantes a quienes tienen sentencia condenatoria ejecutoriada.

Expresó que el artículo 331 del Código de la Democracia exige formación y capacitación y obliga a las organizaciones políticas a garantizar la formación política ciudadana.

Derechos

De su lado, Rafael Oyarte manifestó que el dictamen de la Corte Constitucional no obliga a aprobar nada y que el derecho a elegir y ser elegido no puede ser limitado por cuestionamientos que no sean justificados.

Comentó que los nuevos requisitos que prevé el proyecto son difíciles de cuantificar. “Cómo acredito yo que soy notoriamente probo, qué es probidad notoria y ante quien, cómo debo acreditar y quien va a calificar”, preguntó.

Asimismo, sostuvo que tampoco se especifica qué tipo de experiencia debe acreditar el candidato a asambleísta. Una persona de 18 años puede ser candidato y en qué se le puede exigir experiencia, consultó.

Añadió que tampoco se aclara qué tipo de capacitación o formación justificada debe acreditar el candidato.

Ismael Quintana coincidió con la exposición de Rafael Oyarte. El proyecto no ataca el problema de raíz, para asegurar la calidad en la representación. “El problema no está en las normas ni en la falta de requisitos, sino en los partidos políticos, en los que no hay militancia, ni cuadros formados, pues lo que ocurre es que cada cuatro años cualquier persona está en la papeleta electoral”, enfatizó.

Preguntó cómo pueden acreditar formación y capacitación los movimientos y partidos políticos en los casos en que auspician candidaturas de fuera de la organización, a la vez reiteró que los problemas en la calidad de la representación se originan en la ausencia de un sistema de movimientos y partidos políticos. (I)

Fuente: Ecuador 221