Actualidad

En 162 días Guayaquil deberá asumir el tránsito

Alcalde responsabiliza a Ministra de las consecuencias por la medida de retirar hasta el domingo a 300 vigilante de tránsito.

GUAYAQUIL. Desde ayer, 300 de los 1.300 vigilantes que existen en Guayaquil dejarán de operar en la ciudad y serán reasignados en el otros sectores de ésta provincia comunicó el Ministerio de Transporte.

Paola Carvajal, ministra de Transporte y Obras Publicas dijo que hasta el domingo, la cifra de vigilantes antes mencionada, dejaran de prestar servicios para la ciudad y serán designados a reforzar el control de carreteras como Daule, Milagro. Samborondón y Playas de Villamil, en la vía a la Costa.

“Como tiene un parque automotor muy importante, obviamente hay un mayor riesgo de accidentabilidad, sobre todo vamos a reforzar dichas carreteras”, agregó y resaltó que “la competencia de la Comisión de Tránsito del Ecuador es estar en la red vial estatal”.

La ministra tomó esta decisión tras los desacuerdos con el Municipio de Guayaquil en torno a la competencia de tránsito. Carvajal reconoció que la medida afectará el control vial, pero sostuvo que la urbe no quedará desatendida.

“Va haber una afectación en la ciudadanía, lo que nosotros tenemos que asegurarnos es que sea la menor afectación posible. Entonces estamos priorizando aquellos lugares que tienen mayor flujo vehicular para dejar el personal”, enfatizó la ministra.

Tras el anuncio de Carvajal, el gerente de la Autoridad de Tránsito Municipal, ATM, Andrés Roche, tildó de “arbitrario” el retiro de los vigilantes y responsabilizó a la funcionaria de lo que ocurra por la medida.

“¿Cuál es el argumento por el que ahora dice que se necesitan 1.000 vigilantes? La responsabilidad de lo que pueda ocurrir por el retiro arbitrario de 300 vigilantes será de ella”, expresó la AMT en un comunicado.

Actualmente se puede observar que en calles como Portete ya no se ven vigilantes, allí el tránsito es controlado solo por los semáforos.

Mientras que en la Comisión de Tránsito del Ecuador, las autoridades no quisieron pronunciarse, pero quien sí lo hizo fue el Alcalde Jaime Nebot, quien consideró que lo que “la señora –Carvajal- sabrá lo que va a pasar y responsabilizarse”.

Si bien desde ayer Guayaquil cuenta con menos vigilantes, aun quedarán mil hasta agosto. En esa mes el Municipio de Guayaquil tendrá que reemplazados por los nuevos agentes civiles seleccionados quienes están en un periodo de inducción según explica el director de la Comisión de Tránsito del Ecuador, Michel Doumet.

“Nosotros reubicamos los 300 vigilantes reforzando las carreteras de la provincia del Guayas, pero con los mil que tenemos actualmente en la ciudad de Guayaquil vamos a continuar con los controles”, indicó Doumet. (DO/La Nación)