Internacional

Empresas británicas afrontan pérdidas millonarias por retrasos en eurotúnel

«Esto no puede continuar así. Las empresas están perdiendo dinero día tras día debido a estas cancelaciones y retrasos en los servicios», dijo Chris MacRae, portavoz de la FTA.

LONDRES.  Varias asociaciones de transportistas británicas advirtieron hoy de que las empresas del Reino Unido afrontan pérdidas millonarias por los retrasos en el eurotúnel que han provocado el intento de miles de inmigrantes de cruzar el canal de la Mancha por esa vía en las últimas semanas.

La Asociación de Transporte de Mercancías (FTA) ha pedido por carta al primer ministro británico, el conservador David Cameron, que interrumpa sus vacaciones estivales para abordar con París una solución a la crisis migratoria en Calais, en la entrada al túnel desde Francia.

Los transportistas afrontaron esta mañana retrasos de unas tres horas para entrar en el eurotúnel desde el Reino Unido debido a una inspección en el interior de las instalaciones, después de que anoche otras 600 personas intentaron cruzar sin permiso a las islas británicas.

«Esto no puede continuar así. Las empresas están perdiendo dinero día tras día debido a estas cancelaciones y retrasos en los servicios», dijo Chris MacRae, portavoz de la FTA.

El director de la empresa de exportación de pescado escocesa DR Collin, James Cook, afirmó por su parte a la agencia local PA que en las últimas semanas han perdido cerca de 100.000 libras (141.000 euros) debido a los retrasos en la frontera.

«Desde hace seis semanas hemos tenido problemas casi cada día. No podemos completar nuestro trabajo, no podemos entregar nuestros productos a los clientes. Esto conlleva una enorme frustración e implicaciones financieras», afirmó.

El director de la Asociación de Transporte por Carretera británica (RHA), Richard Burnett, envió por su parte una «invitación» al primer ministro para «ver de primera mano las espantosas condiciones que afrontan los conductores».

Según los transportistas, cientos de camiones se ven muchos días obligados a esperar en largas filas en la carretera que conduce a la entrada inglesa del eurotúnel, en el condado de Kent, y a tirar parte de su carga, que llegaría a su destino en mal estado.

El ministro británico de Exteriores, Philip Hammond, señaló que el Reino Unido ha tomado «una serie de medidas en colaboración con las autoridades francesas y Eurotunnel que ya están teniendo efecto».

Un portavoz del Partido Laborista recriminó por su parte al Gobierno de Cameron que ningún alto cargo del Ejecutivo «ha visitado el eurotúnel para comprobar de primera mano el problema que afronta el operador ferroviario ante los errores para lidiar con los inmigrantes en el norte de Francia». (Efe/ La Nación)