Economía

Empresarios ven con distinta óptica los efectos del acuerdo comercial con China

La Comisión de Relaciones Internacionales escuchó a varios dirigentes empresariales, y un exfuncionario de Gobierno, sobre posibles los efectos que traerá al país el acuerdo comercial con China, el cual debe ser ratificado por el pleno de la Asamblea Nacional para que pueda ser implementado.

La mayoría de los representantes hablaron de los beneficios a mediano y largo plazo, y resaltaron con cifras el aumento que habrá en las exportaciones ecuatorianas. Pero este criterio no fue compartido por el vocero de la pequeña y mediana empresa (pyme), quien manifestó que hay preocupación en el sector por las desventajas competitivas de la industria local frente al gigante asiático.

La tarde del martes, la mesa legislativa recibió las comparecencias de José Hidalgo, director ejecutivo de la Asociación de Exportadores de Banano del Ecuador (AEBE); Gustavo Cáceres, presidente de la Cámara de Comercio Ecuatoriano China; Francisco Vergara, presidente de la Cámara de la Pequeña y Mediana Empresa de Pichincha (Capeipi); Miguel Ángel González, presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano; y Daniel Legarda, exministro de Producción en el gobierno de Guillermo Lasso.

Hidalgo expuso que actualmente el banano ecuatoriano paga un arancel del 10 % para ingresar a China y con el acuerdo el rubro gozará de una desgravación progresiva hasta llegar al 0 %.

“Nuestro arancel es muy alto”, puntualizó e indicó que la desgravación genera gran atracción a las empresas para realizar negocios. Además señaló que actualmente el principal competidor de Ecuador en el mercado chino, Filipinas, atraviesa una crisis por el hongo Fusarium raza 4, que afecta sus cultivos, lo cual debe ser aprovechado por los productores ecuatorianos.

El titular de la AEBE indicó que en los últimos tres años la industria ha tenido una caía en las exportaciones del 31 % a 38 %. De momento hay un repunte que obedece a los problemas que enfrenta Filipinas; sin embargo, debido a las barreras arancelarias las exportaciones ecuatorianas no pueden crecer más.

Hidalgo expuso que el sector venden alrededor de $ 132 millones a China, pero con un arancel del 0 % las exportaciones podrían llegar a $ 350 millones en dos años. “Podemos estar pensando en un mercado de $ 500 millones para nosotros”, destacó.

Gustavo Cáceres, por su parte, resaltó que existe un amplio potencial de crecimiento para las exportaciones no petroleras, especialmente para incorporar productos que actualmente no están ingresando al mercado chino.

Apuntó que las exportaciones a China ascienden a más de $ 5.000 millones, debido a que ese país es el principal destino para varios productos nacionales, como el camarón o banano.

“Ecuador está considerado como un país que genera productos de altísima calidad”, detalló y señaló que desde hace 25 años se exportan casi los mismo ítems, ya que la falta de un acuerdo comercial, con preferencias arancelarias, dificulta que nuevos productos estén en las perchas de ese país.

En ese sentido, resaltó que el acuerdo brindará acceso preferencial para el 99,6 % de la canasta de exportación actual. Y dará oportunidad para que entren rubros de varias ramas como carnes congeladas, productos lácteos, vinos y espumosos, entre otros. Dijo que hay un potencial de $ 2,965 millones de crecimiento en exportaciones.

En la misma línea, Miguel Ángel González, representante del Comité Empresarial, comentó que los acuerdos comerciales correctamente negociados son una vía para el desarrollo.

Que en las negociaciones se consideraron a los sectores sensibles, así que se excluyeron 828 partidas que no gozarán de ventajas arancelarias.

Lo que corresponde no es rehuir a los acuerdos, sino que el país debe prepararse y mejorar su competitividad, remarcó González. “Los acuerdos nos obligan a ser más competitivos. Nos obliga a ser cambios en el sector privado y público para ser más competitivos”, mencionó, al tiempo de apuntar que los acuerdos permiten acceder a más productos y a mejores precios para el consumidor.

Los tres dirigentes empresariales abogaron para que la Asamblea Nacional ratifique el acuerdo que Ecuador firmó con China el pasado 10 de mayo del 2023. Insistieron en que las negociaciones lograron resultados equilibrados, protegiendo a sectores vulnerables.

Desde la otra orilla, Francisco Vergara, representante de la pyme, expresó que con el acuerdo varios negocios manufactureros resultarán perjudicados.

“Tenemos preocupación por la firma del acuerdo. A los que estamos en la base productiva sí nos preocupa”, dijo Vergara y mencionó que 2,5 millones de personas dependen de las pequeñas y medianas empresas.

Señaló que el sector ha exigido por años que se trabaje en una agenda de competitividad, puesto que para un pequeño o mediano empresario es difícil exportar.

“Hay que abrir mercados, estamos de acuerdo, pero qué va a pasar cuando ciertos productos internacionales reemplacen a los locales”, cuestionó e indicó que los pedidos de la Capeipi para las autoridades son seguridad, financiamiento, tecnología y logística.

El exministro de Producción replicó que el acuerdo con China fue mejor negociado que el acuerdo con la Unión Europea (UE), ya que hay más partidas excluidas.

“No va a haber inundación de productos de China”, aclaró. Mostró cifras oficiales según las cuales el 77 % de las importaciones desde ese país corresponden a materias primas, insumos, bienes de capital y combustibles; mientras que apenas el 23 % son bienes de consumo.

Con ello argumentó que los productores locales se beneficiarán del acuerdo porque podrán adquirir bienes para la producción en precios más cómodos, lo cual abaratará sus costos.

Daniel Legarda también precisó que las pymes son protagonistas en el comercio exterior. Dijo que el 60 % de empresas que exportan a China son de ese segmento.

“Esta es una política de Estado que corresponde (a la Asamblea Nacional) darle continuidad”, insistió Legarda, quien además enfatizó que los acuerdos comerciales ayudan a diversificar la producción, pero sobre todo a dejar la dependencia del petróleo; por ello, dijo, urge que el Parlamento se pronuncie a favor.

Las comparecencias del martes fueron las últimas que recibió la Comisión de Relaciones Internacionales, que ahora trabajará para elaborar el informe que presentará al pleno, para su resolución. (I)

Por:  Radio Huancavilca