Opinión

Emprendedora Danna Terreros, diseñadora de calzado femenino

Ir en busca de su verdadera pasión la llevó a tomar decisiones definitivas.

Daniela Terreros, de 26 años, renunció a su cargo de coordinadora de Recursos Humanos en una empresa multinacional para convertirse en diseñadora de calzado femenino.

Pese a su estabilidad laboral, Danna, como es conocida, confiesa que sentía un vacío e insatisfacción que pronto resolvería.

“Sentía que se me estaba pasando la vida y no hacía lo que realmente me apasionaba. Al inicio me decían que era una idea loca, pero lo hice”, dice con orgullo.

Se arriesgó para hacer lo que la apasiona

Así que fue en junio de este año cuando empezó a diseñar. Sin tener mayor conocimiento del tema con espíritu arriesgado, jovialidad y mucha creatividad empezó en la creación de sus diseños con hoja y lápiz en mano. “Fue todo un proceso de apoyo moral y económico de mis padres y mi esposo”. A la par, cuenta que se daba modos para hacer contactos en busca de artesanos que pudieran hacer realidad sus creaciones.

“Yo soy supercanchera, me fui a ese sector de Santa Elena y Pedro Pablo Gómez a recorrer. Aquí la gente es un poco celosa, así que viajé a Gualaceo a asesorarme”, cuenta. Notó que en ese lugar la manufactura se desarrolla mayormente a base del cuero, pero esta no es una línea muy versátil a lo que diseño de calzado se refiere en nuestro país. “Se podía hacer algo con cuero, pero no iba a generar mayor impacto, yo sí quería trabajar con materiales más innovadores y diferentes”, expresa.

Danna gusta mucho de trabajar con materiales texturizados, colores, relieve, telas, apliques hechos con piedras, cristales, lazos hechos a mano, estampados, gamuzas, todo en una armoniosa combinación capaz de llamar la atención con el toque apropiado de elegancia y moda. “Siempre he pensado que si ya te arriesgas a algo, tienes que ser diferente”, manifiesta.

Pese al poco tiempo que lleva desde que lanzó su marca al mercado, refiere que promocionarse en redes sociales y en ferias artesanales como El Mercadito y Galería Bazar en Plaza Navona le han servido para darse a conocer.

Calidad y exclusividad en cada uno de sus modelos es lo que garantiza la emprendedora, quien se muestra abierta a sugerencias de sus clientas. “Lo que más enamora a los clientes es saber que este zapato solo existe uno por talla y solo en casos de modelos muy básicos dos por talla”, señala.

Buscar variedad de materiales y evolucionar constantemente forma parte de su estrategia para cumplir su reto de ser diferente.

Luego de culminar su tesis en la carrera de Publicidad en la UEES, piensa el próximo año meterse de lleno aprender la parte artesanal, y lanzar una línea de carteras. (F)

Local
Tiene un espacio en Guayacanes 204 y Víctor E. Estrada. Edificio Tinacorp, local 3. Teléfono: 505-4845.

En las redes
Puedes ver fotografías de sus diseños en Instagram @danna_terreros.

Creaciones
Plataformas, flats, tacones altos y bajos, sandalias, con materiales en diversas texturas, apliques hechos a mano

Fuente: Diario El Universo.