Ciencia

Empaquetado genérico para reducir el atractivo del tabaco

El CNPT lleva insistiendo en esta medida de salud pública al Gobierno español desde el año 2012, fecha en la que se implantó en Australia.

MADRID. El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) ha propuesto la firma de un manifiesto en defensa del envase neutro de cigarrillos, cuyo objetivo es reducir el atractivo del tabaco, especialmente entre los jóvenes. El CNPT cuenta con el apoyo de los responsables de Salud Pública de distintas Consejerías de Sanidad autonómicas (Galicia, Andalucia, Cantabria, Castilla La Mancha, Baleares, Extremadura, Aragón, Madrid, Murcia y La Rioja) con los que se ha reunido esta mañana en Madrid.

El CNPT lleva insistiendo en esta medida de salud pública al Gobierno español desde el año 2012, fecha en la que se implantó en Australia. Desde entonces, países como Reino Unido, Irlanda y Francia ya lo han aprobado y Noruega, Finlandia y Hungría están en proceso de hacerlo. Así, Irlanda ha sido el primer país europeo en aprobar en envasado neutro a principios de marzo de este año, seguido de Reino Unido. Por su parte, la Asamblea Nacional Francesa acaba de aprobarlo en abril, y otros países como Noruega o Finlandia tiene previsto hacerlo antes de que termine el año. Por ello, el CNPT ha solicitado al Gobierno español que lo contemple en el proyecto de Real Decreto para la regulación del empaquetado del tabaco.

España no quiere quedarse atrás. “Hemos estado en cabeza en la implantación de espacios libres de humo, no queremos ahora en esto, estar a la cola y echar un paso atrás en la lucha contra el tabaco”, ha manifestado en rueda de prensa Francisco Rodríguez Lozano, presidente de la Red Europea de Prevención del Tabaquismo (ENSP).

Las ventajas del envase neutro

El empaquetado neutro (o genérico) del tabaco, tanto en las cajetillas con en las bolsas de tabaco de liar, sería un envase sin logotipos, con el mismo color, tamaño y forma, con la única distinción del nombre de la marca en letra pequeña, y dejando un mayor espacio para las advertencias sanitarias.

“El empaquetado neutro significa quitarle al tabaco todo el glamour que lleva. Que no sea el embalaje un elemento de publicidad. Tan sólo dejar el nombre de la marca de tabaco, pero sin los elementos característicos que la reconocen”, ha explicado Esteve Fernández, director del Centro de Referencia para el Control del Tabaquismo en España de la OMS.

Es una herramienta que hace frente a las distintas estratégicas de la industria del tabaco y tiene diversas ventajas como, por ejemplo, hacer menos glamuroso su consumo desmoralizando y haciéndolo menos atractivo, sobre todo para mujeres y jóvenes. Desde la perspectiva del consumidor, se ha demostrado que la mayoría de fumadores no son capaces de identificar su marca habitual cuando se le venda los ojos. Según los facultativos, “esto demuestra que la marca no es más que una imagen trasmitida por el envasado y la publicidad que no corresponde a una característica singular del producto”.

Otra de las ventajas de este empaquetado es que reduce las falsas creencias de que hay cigarrillos menos peligrosos para la salud y aumenta la percepción de riesgo que supone su consumo. Cuenta, además, según diferentes encuestas europeas, con el apoyo de la población. Por ejemplo, en Australia (país donde ya está implantada esta medida) se ha comprobado un aumento al apoyo del empaquetado neutro, incluso entre los fumadores, pasando de un 28% a un 51%. El envase neutro alienta a los fumadores a dejar de fumar y/o no iniciarse en su consumo, además de no incrementar el contrabando.

Según un estudio publicado en la revista Addiction el envase neutro hace que los adolescentes fumadores presten más atención a las advertencias sanitarias de las cajetillas de cigarrillos. A su vez, el porcentaje de personas que fuman mayores de 14 años ha bajado en Australia del 15,1% al 12,8% entre el 2010 y 2013. Un dato que muestra la influencia de la implantación del envase neutro y del el incremento de un 25% en los impuestos, establecidos en 2012.

Los expertos aseguran que en España esta medida puede ser muy beneficiosa ya que tenemos uno de los porcentajes más altos de Europa de jóvenes fumadores, sobre todo, mujeres. De este modo, han recordado que el consumo del tabaco es la principal causa de enfermedad y muerte evitable en España con 55.000 muertes anuales, además de causar importantes daños económicos, gasto sanitario, perdida de productividad y elevados costes sociales y familiares.

Por ello, el CNPT insta al Gobierno español y a los parlamentarios a seguir los pasos de los países británicos, irlandeses y franceses y que adopten el envasado neutro del tabaco como una nueva medida que ayude a reducir el inicio y el mantenimiento del consumo. “Ninguna de las Consejerías autonómicas con las que hemos hablado se ha opuesto a este medida, bien es cierto que alguna de ellas ni siquiera nos ha contestado, pero creemos que será una medida que apoyarán todas y cada una de las comunidades”, ha concluido Rodriguez Lozano. (Internet/La Nación)