Realidades

Emma Stone, tras el error de Warren Beatty: “Estoy jodidamente enamorada de Moonlight”

Emma Stone se tomó el error del último premio con mucha deportividad y celebró el éxito de ‘Moonlight’

ESPAÑA. Pocas veces los protagonistas de unos Oscar se han visto en la tesitura de tener que responder a la misma pregunta. Todos, incluso los secundarios, tuvieron algo que apuntar al respecto del error de Warren Beatty y Faye Dunaway al leer el premio final. No fue para “La La Land” sino para “Moonlight”.

Aún en caliente, Barry Jenkins, director de ‘Moonlight’ desfiló por la sala de prensa del Dolby Theatre para explicar sus emociones, después de haber subido a celebrar un premio inesperado. “Los últimos 20 minutos de mi vida han sido una locura”, afirmó entre risas de la prensa nacional e internacional congregada.

“Creo que todas las películas eran merecedoras del premio, así que acepté el resultado. Pero después sentí que algo extraño ocurría”, explicó el director afroamericano. Luego se quedó sin palabras. “Hizo un momento muy especial más especial, pero no de la forma que esperaba”.

Mahershala Ali, por su parte, ganador del Oscar a mejor actor secundario, indicó que no le sorprendió escuchar el nombre de ‘La La Land’ por todo lo que ha significado para la gente, “por darles esperanza”, pero que se preocupó al ver que algo extraño pasaba.

“Es difícil sentir alegría en un momento así y delante de ellos”, reconoció. Lo que hizo Jordan Horowitz (productor de ‘La La Land’) es bastante extraordinario”.

No solo el equipo de ‘Moonlight’ celebró lo sucedido. Emma Stone, protagonista del musical del año y ganadora del Oscar a mejor actriz, indicó que estaba más que feliz por la victoria de la cinta de Jenkins. Más que feliz, eufórica. “Estoy jodidamente enamorada de Moonlight”, indicó como si llevara ya un par de copas encima. “Fue maravilloso escuchar el nombre de nuestra cinta, pero estamos muy emocionados por ellos. Enhorabuena”.

Además, aclaró haberse quedado con la tarjeta de su premio como para demostrar que sí era la verdadera ganadora. “¿No es este el momento más raro de la historia de los Oscar? ¡Y yo estaba allí! ‘cool'”, señaló con humor.

El que no dio la cara en la zona de prensa, por razones que no se han aclarado, fue Damien Chazelle, el director del musical. Será interesante averiguar cómo se tomó el golpe. (EL MUNDO/LA NACIÓN)