Opinión

Emergencia nacional

Luis Hidalgo Vernaza

luishidalgov@gye.satnet.net

Nadie podría imaginar que el Decreto que dictó el Presidente Barak Obama, por la amenaza que según él representa para los Estados Unidos, Venezuela, tendría la connotación que se le dio y el movimiento terrorífico que provocó, no sólo al pobre gobernante del hermano país venezolano, sino también a todos aquellos que componen las alianzas llamadas Unasur y Alba.

Sin duda el Decreto no deja de ser polémico, pero el Presidente Obama debe haber tenido sus razones para haberlo dictado. El gobernante norteamericano tiene un sinnúmero de asesores que le habrán dado la información que lo llevó a tomar tal decisión.

El Decreto es considerado como un ataque a la soberanía de Venezuela, todo por el hecho de que 7 funcionarios del gobierno de Maduro son calificado de corruptos, al haberse establecido que habrían manejado fondos cuya procedencia tendrán que justificar.

La injerencia imperialista de Estados Unidos, se la estima como grotesca y que atenta contra un país soberano y de todos los que componen las Alianzas, por lo que reunidos en la Unasur y Alba, pidieron que se levanten las sanciones inmediatamente. Se multiplicaron las intervenciones de los Cancilleres algunas de las cuales se realizaron en reuniones donde no tuvieron acceso los Medios de Comunicación.

Maduro, pidió que se manden millones de cartas al imperio, pidiendo que se de pie atrás a las sanciones. Es posible que estas misivas sean enviadas con el pajarito que le acostumbra hablar en el oído y le da consejos, o por palomas mensajeras que tiene los revolucionarios del Siglo XXI.

Lo paradójico es que mientras pide que se revean las sanciones, ordena que se inicien ejercicios militares con anfibios chinos y misiles rusos. Además recurre a la Asamblea para que le permita gobernar por Decreto como si el país estuviera al borde de un conflicto militar o de una invasión proveniente de algún enemigo acérrimo.

Por otra pare, el Secretario de la Unasur, personaje que no tiene Visa para ingresar a los Estados Unidos, manifiesta que en Venezuela hay una voluntad democrática (?) Que hay que preservar el espacio democrático (?) Poco entendible lo indicado cuando existen gran cantidad de presos políticos que inclusive se les impide visitar, así como manifestaciones que a diario son reprimidas por la fuerza.

La Unasur concluye indicando: “Que hay un gesto de soberanía, independencia y de unidad. Que no podemos seguir manejando las relaciones a punta de decisiones unilaterales. En un mundo globalizado debe imperar reglas multilaterales”. (?)

Al Presidente Obama, no le quitará el sueño lo que se ha resuelto en las reuniones de amigos de la Unasur y Alba, como tampoco dará respuesta alguna a las inquietudes planteadas por los camaradas, por el contrario, no sería raro que las fortalezca.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.