Actualidad

Embarazo de Diana Salazar la aleja de elecciones de 2025 y abre debate en la Asamblea sobre cómo ejercer control político en estos casos

El anuncio de embarazo de la fiscal Diana Salazar, que derivó en la suspensión del juicio político que se impulsaba en la Asamblea Nacional, aleja la aspiración de varias organizaciones de verla en la papeleta electoral del 2025 como una de las candidatas a la Presidencia de la República, pero aseguran que seguirán dándole su apoyo y trabajando para impulsar su candidatura en el 2029.

Días antes de anunciar que se encuentra en estado de gestación, la fiscal puso en evidencia que le había dado un giro a su imagen con toda una estrategia comunicacional detrás. Aunque dejó claro que Carondelet no era de su interés, expertos no lo descartaban y pensaron que también estaba enfocada en que no se concretara el juicio político y poder terminar su periodo en abril de 2025, pero ahora las cosas cambian y este fortalecimiento de su imagen tendría otro objetivo.

Para Gustavo Isch Garcés, consultor y analista político, la fiscal al estar embarazada y continuar en funciones, pese a ser de alto riesgo, está fortaleciendo su imagen de priorizar la justicia teniendo en cuenta que ha seguido cumpliendo con su agenda, audiencias, comparecencias y no ha mencionado estar contemplando la idea de pedir una licencia en estos momentos.

“El embarazo de la fiscal es un golpe anímico para quienes tienen esa visión de que es una mujer que ha estado a cargo de temas tan complejos y ha enfrentado al crimen y la veían ya como un personaje político que vino de menos a más y la pensaban como candidata”, refiere.

Diana Salazar ‘fortalece su imagen para hacer frente a ataques a su gestión’

Si bien al revelar su estado la fiscal confirma que no tenía intenciones de incursionar en la política, Isch dice que este cambio de su imagen se apega al hecho de que Ecuador es un país “hiperpolitizado”, algo que considera se acentuó desde el correísmo, y que está gestionando la comunicación para difundir y posicionar un mensaje y no dejar espacios vacíos que puedan ocupar quienes se sienten afectados por el accionar de Salazar y buscar victimizarse.

“La fiscal lidera una institución técnica, pero los casos tienen una enorme connotación política por todos los personajes, instituciones, procesos y demás y esto la hace tener una obligación de informar de las acciones que se están tomando para que no se establezca en la opinión pública la corriente de lo que dicen los que se defienden atacándola a ella, a la institución y poniendo en duda su probidad”, refiere.

Para Gustavo Isch Garcés, consultor y analista político, la fiscal al estar embarazada y continuar en funciones, pese a ser de alto riesgo, está fortaleciendo su imagen de priorizar la justicia teniendo en cuenta que ha seguido cumpliendo con su agenda, audiencias, comparecencias y no ha mencionado estar contemplando la idea de pedir una licencia en estos momentos.

“El embarazo de la fiscal es un golpe anímico para quienes tienen esa visión de que es una mujer que ha estado a cargo de temas tan complejos y ha enfrentado al crimen y la veían ya como un personaje político que vino de menos a más y la pensaban como candidata”, refiere.

Diana Salazar ‘fortalece su imagen para hacer frente a ataques a su gestión’

Si bien al revelar su estado la fiscal confirma que no tenía intenciones de incursionar en la política, Isch dice que este cambio de su imagen se apega al hecho de que Ecuador es un país “hiperpolitizado”, algo que considera se acentuó desde el correísmo, y que está gestionando la comunicación para difundir y posicionar un mensaje y no dejar espacios vacíos que puedan ocupar quienes se sienten afectados por el accionar de Salazar y buscar victimizarse.

“La fiscal lidera una institución técnica, pero los casos tienen una enorme connotación política por todos los personajes, instituciones, procesos y demás y esto la hace tener una obligación de informar de las acciones que se están tomando para que no se establezca en la opinión pública la corriente de lo que dicen los que se defienden atacándola a ella, a la institución y poniendo en duda su probidad”, refiere.

Asimismo, Ávila considera que el pedido de Salazar da luz verde a que desde el Legislativo se exija una presentación de pruebas de que realmente existe un riesgo y que sirvan para zanjar cualquier duda de por qué pide que se detenga el juicio y no solicita una licencia para poner pausa a sus funciones.

“Una conversación completa de este tema le puede dar un beneficio real a la sociedad y que no sea solo una justificación para este momento y un abuso”, refiere y dice que considera que ya en la misma Asamblea se conocía del estado de la fiscal, por eso el presidente Henry Kronfle tuvo el tiempo de hacer la consulta a la Procuraduría General del Estado.

Ávila menciona que la fiscal también ha tenido respaldo luego de anunciar su estado después de lo que ocurrió el lunes de 13 de mayo en la Comisión de Fiscalización, cuando se autorizó la comparecencia del exlegislador Ronny Aleaga, procesado por el caso Metástasis y quien desde meses atrás ha hecho acusaciones sobre Salazar.

“Si no hubiese pasado el episodio del lunes habría voces más fuertes cuestionando su pedido por el embarazo, pero ahora mismo no se exponen porque les caería el hachazo político después de lo que pasó el pasado lunes”, opina.

Organizaciones sociales esperan que acepte candidatura para 2029

Mientras, tanto Isch como Ávila coinciden en que la imagen de Salazar se ha ido fortaleciendo poco a poco y que una eventual candidatura presidencial para las próximas elecciones preocupaba mucho ya que podría haber acumulado una votación interesante.

De la mano de ese fortalecimiento que ha conseguido la fiscal y que incluso la llevó a estar dentro del ranking de personas más influyentes del mundo de la revista Time, se consolidó el colectivo cívico, ciudadano y patriótico Líderes con Diana, que aglutina a 340 organizaciones a nivel nacional y que le seguirá dando su respaldo, que comenzó desde mucho antes de que se conocieran casos como Metástasis o Purga, que fortalecieron la gestión de Salazar.

Marcelo López, coordinador nacional del movimiento, comenta que la noticia del embarazo de la fiscal cambia el panorama político ya que esperaban que acepte ser candidata para las elecciones de 2025, aunque ella siempre afirmó que esto no estaba en sus planes.

“La mayoría de partidos esperaban su candidatura y apegarse a ella, pero esto ya no será posible, al menos no por ahora… pero las organizaciones mantenemos la esperanza de que ella reaccione en favor del pueblo ecuatoriano. En su momento lo analizó, pero luego decidió que debe seguir trabajando

No obstante, López menciona que la fiscal seguirá en actividades y cumpliendo sus funciones, por lo que asegura que las más de 300 organizaciones que aglutina el frente seguirán saliendo constantemente a las calles a respaldar su gestión.

“Iremos el 22 de mayo afuera de la Asamblea a defenderla, ya no habrá juicio político, pero la haremos respetar. Que se entienda que no es una ficha de ajedrez y que la apoyaremos ahora más que está en este estado crítico y para evitar las injusticias”, dice.

El frente ha salido ya en varias ocasiones a nivel nacional y ciertas ciudades a mostrar su respaldo a Salazar a través de marchas pacíficas. López cuenta que se ha vuelto una tradición salir cada miércoles a concentrarse. Recuerda que el pasado 26 de abril reunieron en Quito a unas 8.000 personas.

La fiscal en el Día de la Madre, el pasado domingo 12 de mayo, publicó un video de doce minutos, en un recién creado canal de YouTube, en el que cuestionó la violencia política que recibe, a través de redes, por su condición de mujer afroecuatoriana y el puesto que ejerce. Además, reveló datos sobre el asesinato de Fernando Villavicencio y un supuesto plan que la incluía a ella también.

“Cuando asesinaron a Fernando Villavicencio, el contrato no era para una persona: éramos dos. A él lo asesinaron y creo que tratan de cumplir ese acuerdo”, reveló.

López destaca la valentía de Salazar y la califica como “la esperanza que nació luego del asesinato de Fernando Villavicencio” y que confían en que al dejar sus funciones en 2025, no se aleje de la palestra ni de la opinión pública. Asegura que esperan seguir apoyándola de cerca en los espacios en los que esté e impulsar su candidatura a la Presidencia de la República para las elecciones de 2029. (I)

Fuente:  KCH