Economía

Embajador en España promociona Ecuador entre empresarios valencianos

La empresa española acaba de conseguir su primer convenio de trabajo con el Ministerio de Industrias y Productividad del País para el desarrollo de biocombistible

MADRID. El embajador de Ecuador en España, Miguel Calahorrano, y el director de la oficina comercial de Pro Ecuador, José Luis Cabascango, se han reunido hoy con más de 80 empresarios de la región de Valencia (este de España), para mostrarles las oportunidades de inversión en Ecuador.

Cabascango invitó a los empresarios “a contribuir al cambio de la matriz productiva del país”, e hizo hincapié en los sectores minero, petrolero, eléctrico, hídrico, de telecomunicaciones y en la generación de biocombustibles, señala la embajada de Ecuador en España en un comunicado.

En este sentido, Calahorrano destacó a los empresarios la inversión que el Gobierno ecuatoriano ha emprendido en materia de infraestructuras, lo cual permite al inversor asentar sus iniciativas en “buenos servicios” de agua, electricidad, telecomunicaciones y carreteras, señaló.

El director de proyectos de la empresa Pellet Inversiones y Proyecto, Alberto Bustamante, ha intervenido para hablar sobre su primera experiencia en Ecuador, en el que opera desde hace seis meses.

La empresa española acaba de conseguir su primer convenio de trabajo con el Ministerio de Industrias y Productividad del País para el desarrollo de biocombistible a partir de residuos forestales y orgánicos, que conllevará una inversión mínima de 15 millones de dólares.

“Vemos Ecuador como un mercado de crecimiento grande”, ha señalado el empresario, que con esta operación se introduce por primera vez en el mercado latinoamericano y cree que Ecuador es un país adecuado para abrir mercado en otros países de la zona.

El foro empresarial celebrado hoy está organizado por ProEcuador, con la diario económico español Expansión, y en colaboración con el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) y su directora general es Mónica Cucarella. (Efe/La Nación)