Ciencia

Elimina las reglas dolorosas cambiando tu desayuno diario

Existe un tratamiento natural que consiste simplemente en cambiar tu desayuno para que contenga los alimentos medicinales que te ayudarán a calmar estos dolores.

ESPAÑA. ¿Cuántas mujeres sufren dolores antes o durante la menstruación cada mes o muy habitualmente? Y, más allá de la píldora anticonceptiva o los analgésicos y antiinflamatorios, la medicina convencional no da muchas más soluciones.

A pesar de que la mayoría de ginecólogos digan que las reglas dolorosas son normales, las mujeres que las sufren no deberían conformarse con esta respuesta. Que sean habituales no significa que sufrir cada mes dolores de mayor o menor intensidad sean algo normal en nuestro organismo.

Una de las explicaciones que da la medicina natural es que la mujer que padece dismenorrea o menstruación dolorosa tiene posiblemente un exceso de estrógenos que dan como resultado estos dolores al principio del periodo.

El exceso de estrógenos puede estar causado por múltiples motivos: alimentos perjudiciales o que no digerimos correctamente.

Alimentos ricos en fitoestrógenos (estrógenos de origen vegetal).

Estrés, tabaco y alcohol. Contaminación ambiental.

Aditivos alimentarios y sustancias tóxicas en los productos que usamos a diario (jabones, champús, cosméticos, etc.).

Además, la pastilla anticonceptiva que suele recetarse para mitigar los dolores también supone un aporte extra de estrógenos, por lo que esta solución sería solamente una manera de esconder el verdadero problema e incluso puede ser perjudicial a largo plazo.

Reducir los niveles de estrógenos de manera natural y sin alterar el equilibrio hormonal de nuestro organismo con sustancias químicas.

La manera más sencilla y natural de hacerlo consiste en incluir en nuestra alimentación diaria aquellos alimentos que nos permitan reducir los estrógenos y equilibrar el sistema endocrino.

Soja: Tiene un alto contenido de estrógenos y además suele ser transgénica.
Trigo: El trigo de hoy en día está muy adulterado y se relaciona con muchos problemas de salud. Prueba a sustituirlo por otros cereales, como el arroz o la avena.

Azúcar blanco: El azúcar blanco es un veneno para nuestro organismo. Sustitúyelo por la miel de abeja o de caña, la estevia, la panela, etc.

Leche de vaca: Este alimento también está muy adulterado y no tiene nada que ver con la auténtica leche de vaca. Te proponemos sustituirla por leche de cabra o por bebidas vegetales.

Carne roja y embutido: Hoy en día los animales son alimentados también con hormonas que posteriormente ingerimos con los alimentos y alteran nuestro sistema hormonal. Evítalas todo lo que puedas y, cuando las consumas, intenta que sean ecológicas. (Internet/ La Nación)