Opinión

ELECCIONES EN LA OEA

Antonio Aguirre
antonioxaguirre@gmail.com

La elección para designar el próximo Secretario General de la Organización de Estados Americanos, O.E.A., se realizará el 20 de Marzo del próximo año, tiene gran importancia porque se estaría poniendo en juego la estabilidad de la región acosada por experiencias negativas fundamentadas en la  geopolítica trastocada de origen comunista enmascarada como el cínico Socialismo del Siglo XXI.

El grupo Comunista es más homogéneo y dispone de muchísimo dinero sucio para solventar la campaña de una candidata que prácticamente ya se  lanzó al ruedo, cuenta con el respaldo del Foro de Sao Paulo y el brazo ejecutor del grupo de Puebla.

Se trata de la ex Canciller de los gobiernos de Correa y Moreno, cargo que ocupó con pena y ninguna gloria, demostrando escasa capacidad ejecutiva, intelectual, administrativa y carente de elementales costumbres que un buen diplomático debe mostrar hasta el la forma de actuar en una mesa.

Ofrece ser un puente para facilitar el diálogo y dejará a un lado sus opiniones; me permito comentar que ella es un puente, pero roto, por que es difícil de cruzar y peor de soportar, sus opiniones como dicen en la sierra se las darán haciendo, por supuesto con influencias comunistas.

De entrada cuenta con tres votos menos, Cuba y Venezuela que no tienen derecho al voto y Ecuador que negó su apoyo, que por suerte ya empezó a conocerla y la  identifica como comunista igual que las sediciosas, oportunistas y revoltosas viudas de la Revolución Ciudadana sumisas ovejunas.

El punto caliente de esta futura elección es una tercera candidatura  del Embajador de la República del Perú Dr. Hugo Claudio de Zela Martínez diplomático por ancestro y  profesional con cuarenta años de carrera, él si patrocinado por el gobierno de su país, candidatura  que le dificultará a la candidata la obtención del los mágicos 18 votos para ganar la elección, la Cancillería de Torre Tagle no se lanzaría para una aventura descabellada, más bien podría ser beneficiada con los votos de Almagro, de los indecisos y el suyo,  y María Fernanda Espinosa apoyada por los comunistas podría quedar fuera de combate, sin pan ni pedazo del codiciado  pastel de la O.E.A. que se quieren comer los comunistas para fomentar las revoluciones y la sediciosa con mercenarios Cubanos y Venezolanos.