Opinión

EL TEUTON JURGEN GLASSCHEIBE.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil
antonioxaguirre@gmail.com

 

En nuestro país cualquier cosa es inexplicable y también se la puede esperar en el momento menos pensado, pero en este caso, el delincuente sentenciado conocido con el alias de Vidrio, ha tenido un AS bajo su manga izquierda y, ahora resulta que es considerado como un ciudadano ECUATORIANO – ALEMÁN.

Parecería a simple vista que las garras de la podredumbre Progresista Socialista tendrían alcances internacionales, lo estamos palpando en el caso del otro delincuente (a) Mashy, líder de la banda Revolucionaria que está protegido por el Reino belga y las faldas de su esposa de esa nacionalidad, además, de una pequeñita ayudita no despreciable de la INTERPOL.

Otro ciudadano, un cuencano- mestizos, pero sin antecedentes delictivos que se llamaba Carlos Pérez Guartambel, que de repente aparece como YAKU porque quiere ser AGUA.

Si es que tenemos Canciller en este Gobierno del Encuentro de los ineptos, por lo menos ya debería haberse manifestado al respecto del corrupto sentenciado y nuevo ciudadano alemán JURGEN GLASSCHEIBE más conocido en el mundo de la delincuencia organizada ecuatoriana con el remoquete de (a) Vidrio.

Pobre nuestro país, en la capital de la República ya tienen a su PIKACHU, en la Perla del Pacífico tenemos a JURGEN GLASSCHEIBE y, en la Atenas del Ecuador tenemos a YAKU. ¿Qué otra sorpresa inesperada nos guardará el inexorable destino?