Opinión

El síndrome mexicano…

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil.

La definición de síndrome equivale a un conjunto de síntomas, situaciones, fenómenos de un estado determinado, por lo general negativo… Mexicano porque se refiere a características típicas que vive la Nación de México, producto del narcoterrorismo, corrupción y grave situación que vive desde muchas décadas atrás…

Seguramente convivir con la violencia, muerte, destrucción, asesinatos, extorsiones, vacunas, sicariatos, guerras entre pandillas, carteles… son algunas de las características de esa hermana nación, cuyo pueblo históricamente ha sido víctima de caudillos, matones, revoluciones, en donde el machismo, falsos nacionalismos, han pintado al mexicano como personas resignadas a su propia suerte y calvario, esperando que la virgencita de Guadalupe los proteja, alivie sus sufrimientos, explotación, penas…

Estar sometidos y vivir sumidos en la tragedia, resignarse a este cruel destino, cuyos líderes trabajan para hacer de esta tragedia su modo de vida, es lo que en nuestra realidad, parece que está calando este síndrome made in México, producto de exportación de los carteles mexicanos, que invaden la mayoría de los países de habla hispana…

Que nosotros nos acostumbremos a vivir con esta violencia, asesinatos, secuestros, matanzas, etcétera, es la maldición más perversa, que nos pretenden vender, y que nosotros como sociedad no nos podemos RESIGNAR a vivir, y peor soportar como NORMAL, porque acabaremos convertidos en un pueblo de bárbaros, en una jungla en donde sobrevive el más fuerte, el más malo, el más macho, el más verraco al estilo colombiano…

No hay justificación entonces, para aceptar medidas a medias, a la serpiente venenosa se le corta la cabeza, y nosotros vivimos al acecho de la Medusa, con decenas de serpientes en su cabeza, que amenazan en convertir a toda la sociedad, en personajes de piedra, estatuas, seres sin almas, en zombis de un modelo de vida, en que la libertad y el deseo de vivir en paz desapareció de nuestras vidas…

Por aquello es inaceptable, los falsos discursos de muchas autoridades de que han logrado reducir los asesinatos, los sicariatos, las vacunas, etcétera… esa es una manipulación perversa, que esconde la ineficacia y la complicidad de un gobierno corrupto, dominado por colectivos de asaltantes, delincuentes y parásitos, vendidos a las mafias y a sus caciques…

Acá la disyuntiva es clarísima: o somos una nación con principios, valores y libres, o nos convertimos como en México una nación de borregos acostumbrados a la violencia, el crimen, la corrupción, en donde muy pocos son los espacios en que ellos pueden disfrutar sin la presencia de los carteles o de las mafias de pillos con membretes de autoridad, maestros, académicos, líderes…

Por aquello las declaraciones de alguien que está conforme con las encuestas, y las últimas estadísticas manipuladas y falsas, lejos de corregir la estrategia y la dirección de la guerra, nos hunden en el fracaso e irremediablemente en la derrota, y en el triunfo del narcoterrorismo…

Los mexicanos se venden como una gran nación, ponderan su nacionalismo y su orgullo de ser mexicano, y así era en la era de Benito Juárez, pero en las manos de López Obrador, desgraciadamente se han convertido en un NARCO Estado, que debe ser puesto en CUARENTENA, porque está poniendo en grave riesgo la salud y la estabilidad de toda la región…

Semper Fi.