Opinión

EL «SIMPÁTICO» SR. GOBERNADOR DEL GUAYAS.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil

antonioxaguirre@gmail.com

Con el debido respeto Sr. Gobernador, su puesto le quedó muy grande. Mejor actuación desempeñó cuando era presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil, con sus críticas al despilfarro Progresista Socialista.

Da la impresión que no estuvo preparado para desempeñar la responsabilidad que asumió de ser el representante del presidente de la República en la Provincia del Guayas, en una época tan conflictiva como la que estamos viviendo actualmente.

Es cierto que el aumento delincuencial se incrementó desproporcionadamente, pero era previsible y todavía no logran tomar las medidas correctivas necesaria para detener la violencia, es más, el aumento continúa imparable sin visos de una solución inmediata.

Tomarse unas cuántas fotos disfrazado con camuflaje de combate o posar sonriente rodeado de una docena de valerosas féminas pertenecientes a la Policía Nacional, no aporta en nada a la seguridad ciudadana.

No es el momento adecuado, considerando las centenas de muertos por las violencias penitenciarias, el narcotráfico y las muertes producto de la delincuencia en su período de actividad en el servicio público para hacer un chiste agrio que los Avengers personajes de  ficción para las tiras cómicas entren a la cancha a defender a un pueblo inocente, sacrificado y que sigue engañado después de catorce años de abusos, arbitrariedades y mentiras como: las manos limpias, los corazones ardientes y unas mentes lúcidas.