Opinión

El Señor de los Caballos: Vuelta a la esencia natural

Los servicios son promocionados El Señor de los Caballos, son programas con valores accesibles y variados de acuerdo al número de días y actividades reservadas.

GUAYAQUIL. Contemplar la imagen agrícola de la ciudad de Vinces, con sus cacaoteras, río y caballos es posible visitan El Hotel Spa “El Señor de los Caballos”. En una zona rural a tan solo 15 minutos de la ciudad de Vinces, “un lugar que te aproxima a la naturaleza”, donde los rodeos montubios y las visitas a los campos son todo un acontecimiento.

Aquí, el silencio, olor a hierba, respirar aire puro, contraventanas y vigas de madera, el relinchar de los caballos, el principal anfitrión,  los robustos muros de piedra, el canto de un gallo… Sensaciones auténticas que combinarás con momentos lúdicos con tu familia o amigos preparando en la piscina, tomándote un aperitivo preparado en el lugar, jugando a pelota en las canchas ubicadas en medio de la vegetación, o retándote al ping pong y al futbolín. Apetece ¿verdad?

El Señor de los Caballos se promociona a nivel nacional como un paraíso natural. Gastronomía, agroturismo y sobre todo el ecoturismo, constituyen la oferta turística. El 90% de los alimentos que aquí se sirven, salen de sus terrenos y ranchos. Son parte de la cultura autóctona de esta zona de clima semihúmedo, así lo reconoció el economista Gabriel Malo Asanza, gerente de la empresa turística.

La hacienda El Señor de los Caballos ocupa 140 hectáreas y está ubicado en el km 1.5 de la vía Antonio Sotomayor –Bagatela, en Vinces, provincia de Los Ríos.

Para conocer mejor la zona, este emprendedor de 37 años, destacó los tres paquetes que tiene el Hotel –Spa para sus visitantes. El primero se llama full day, que consiste en pasar un día con todo pagado. Un cóctel será el pasaporte para descubrir las riquezas naturales que existen en la localidad. Esto sumado al almuerzo –varía según el día-, por un costo de $ 25. Mientras que los niños y adultos mayores tienen un descuento del 30%.

Pero si el turista opta por pasar 2 días y una noche en este maravilloso lugar, podrá disfrutar de una visita al parque que tiene el mismo nombre, cabalgar, andar en bicicleta, juegos  como el ensacado entre otros, y las visitas a los cultivos de cacao o banano, que no pueden faltar. Además de tener el desayuno, dos almuerzos  y una cena por $88.

Pero si es de las personas que le encanta disfrutar cada segundo de la naturaleza, el Señor de los Caballos, tiene diseñado la opción de 3 días y 2 noches. Aquí podrá elegir 2 desayunos, 3 almuerzos y dos cenas. Además de varias actividades recreativas como aprender hacer chocolate y preparar quesos.

Gabriel comenta que este tipo de turismo rural es nuevo en la zona y necesita aproximadamente cuatro años para “que surja el proyecto”, que en países como Colombia y Costa Rica son muy apetecibles por el turista y con ese objetivo están encaminando al Hotel-Spa El Señor de los Caballos.

Él reconoce que los visitantes pueden sumarse a actividades cotidianas como alimentar a los animales, como pollo, palomas y otros que poseen. Además pueden preparar productos para conserva, ofreciendo una experiencia única, que enriquece como persona y acerca a la identidad regional.

Las personas interesadas pueden llamar al 593 994503241 | Oficinas: +593 42833302 o escribir al info@elsenordeloscaballos.com. (DO/La Nación)