Economía

El Seguro Agrícola beneficia a los pequeños agricultores

Mediante el seguro agrícola se han recuperado un total de 515 hectáreas de cultivos de diferentes variedades en toda la provincia.

QUITO. José Romero está contento con el seguro agrícola. Él perdió las dos hectáreas de arroz que posee, pero recuperó lo invertido en su cosecha gracias a esta ayuda del Gobierno Nacional.

El seguro agrícola lo ejecuta el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca, a través de su Proyecto AgroSeguro y beneficia a los campesinos a escala nacional.

Este proyecto consiste en brindar un seguro a determinados cultivos para que los productores puedan recuperar hasta un 60% de su pérdida, en caso de algún siniestro o fenómeno natural.
“En esta pérdida me reconocieron 1.147,40 dólares, con lo que volveré a sembrar”, comentó José Romero, mientras limpiaba su arrozal en natal Arenillas, en la provincia de El Oro.

En el caso de Hilda Hidalgo Tandazo, que cuenta con 10 hectáreas de arroz, sembrada en la última cosecha, contó que perdió aproximadamente el 50%. Sin embargo, tener asegurado su cultivo le permitió recuperar aproximadamente 3.600 dólares.

En lo que va de enero a octubre en la provincia de El Oro se han asegurado un total de 569 cultivos, y 2.764 hectáreas se encuentran cubiertas en caso de algún siniestro.

Se ha dado trámite al pago de 98 cultivos afectados por algún siniestro, por lo que desde enero a octubre en El Oro se ha entregado un total de 117.714 dólares.

Mediante el seguro agrícola se han recuperado un total de 515 hectáreas de cultivos de diferentes variedades en toda la provincia.

Según el Ministerio de Agricultura, “AgroSeguro es un sistema permanente de seguridad productiva, subvencionado por el Estado, para beneficio de pequeños y medianos productores agrícolas. Permite al agricultor recuperar los costos directos de producción invertidos, mejora la estabilidad económica y contribuye a la soberanía alimentaria del país”.

El proyecto AgroSeguro consiste en una póliza adquirida por el agricultor y que cubre sus costos directos de inversión en hectáreas sembradas. El Magap subvenciona el 60% del valor de la prima neta y el 40% restante lo cubre el agricultor.

Para acceder al proyecto AgroSeguro, el productor tiene varias opciones: primero, puede acudir a cualquiera de las dependencias o direcciones provinciales del Magap o al proyecto Plan Semillas.

Posteriormente, la entidad califica el subsidio del solicitante y luego pasa a la aseguradora que interviene en el programa, en este caso Seguros Sucre, para la aprobación de la póliza.

Otro canal son las instituciones financieras públicas, como el Banco Nacional de Fomento (BNF), a través de sus créditos, en donde el productor adquiere su póliza de seguro. (DO/El Ciudadano)