Economía

El sector inmobiliario muestra su preocupación por la Ley de Plusvalía

Según el Presidente de la cámara de la Construcción de Guayaquil, Enrique Pita, con la aplicación de la Ley de Plusvalía, todo el mercado inmobiliario será afectado.

GUAYAQUIL. Actores del sector inmobiliario se pronuncian ante el proyecto de Ley de Plusvalía que tramita la Asamblea Nacional e Impulsa el Gobierno, según Enrique Pita, presidente de la cámara de la Construcción de Guayaquil, esta normativa se suma a varias medidas que ha tomado el Estado de manera previa.

“El mercado inmobiliario ya venía de alguna manera siendo afectado por una serie de hechos como por ejemplo, la Ley de Justicia Laboral. Existen normas que están en este momento vigente que han restringido la operación, el aspecto económico, señaló el empresario durante una entrevista a Ecuavisa.

Resaltó además que existe mucha “incertidumbre” en este sector. “Tenemos información certera, respecto al hecho de proyectos que ya estaban muy avanzados, los cuales han sido dejados de lado, compra de bienes inmuebles que en algún momento han sido pactados, e incluso con la resignación por parte de los compradores respecto a perder los anticipos pero no mantener una compra”, recalcó.

Para Pita con la aplicación de la Ley de Plusvalía, todo el mercado inmobiliario será afectado, sin embargo consideró acertado cobrar impuestos a las propiedades en un momento dado a quienes se benefician de una obra pública, “para eso hoy un impuesto ya vigente de plusvalía, pero lo otro desalienta, la inversión, el progreso y el desarrollo”

Según la posición del Gobierno, el impuesto está destinado a los especuladores de tierra que se benefician de una “ganancia absolutamente ilegítima y perniciosa para la sociedad”. En la actualidad, el Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización (Cootad), establece un impuesto a la plusvalía de hasta el 10% que se cobra a la diferencia entre el avalúo municipal del bien y su valor comercial. Este se paga al momento de vender el bien.

Este nuevo impuesto, se aplicará para la segunda venta, explicó Richard Calderón, titular de la Comisión Presidente de la Comisión Especializada de Gobiernos Autónomos. El legislador señaló que si bien el proyecto eleva la contribución por plusvalía al 75% para la segunda venta, esto se hará luego de reconocer una ganancia ordinaria al propietario del bien y una fracción exenta de 24 salarios -USD 8 496-.

Sin embargo, Joan Proaño, gerente de la constructora, Proaño Proaño, advirtió que la preocupación en el sector responde el cúmulo de leyes enviadas por el presidente de la República, Rafael Correa, a la Asamblea Nacional para su análisis, lo que está afectando negativamente en el desenvolvimiento del sector.

El empresario explicó que el proyecto está definiendo un máximo de utilidad anual de aproximadamente de un 7% y esto irá ligado con la tasa pasiva que emita el Banco Central del Ecuador (BCE) para depósitos a largo plazo que es de un 7%. “Con esto se está definiendo únicamente un 7% máximo de utilidad en cualquier transacción inmobiliaria, y basado en ese margen que indica el Gobierno, entonces, cualquier exceso en utilidad que se tenga se lo considera extraordinaria y se cobra sobre esa un 75%”, indicó.

Conjuntamente señaló que esta no ley afectará a bienes que se vendan a largo plazo más bien se sentirá en las viviendas que se comercialicen a corto plazo. (VBF/La Nación)