Economía

El sector camaronero ecuatoriano cerró el 2023 en rojo, según la CNA

El sector camaronero de Ecuador enfrenta desafíos significativos al cerrar el año 2023 con cifras en rojo tanto en el ámbito económico como en el de seguridad. La disminución de ingresos, cercana a los 1,500 millones de dólares, se atribuye a la caída de los precios internacionales del camarón, incluso por debajo de los niveles de la pandemia por COVID-19.

Según datos proporcionados por el departamento de comercio exterior de la Cámara Nacional de Acuacultura CNA, estas cifras se traducen en pérdidas que superan los 370 millones de dólares en comparación con el año 2022.

El estancamiento económico mundial, la inflación global y la disminución del poder adquisitivo han afectado la demanda de productos no considerados de primera necesidad.

China, principal destino con el 59%, experimenta depreciación del yuan frente al dólar, mientras que en EE.UU. se registra una caída del 12% en el consumo de productos del mar. La competencia de India y Vietnam, con ventajas en salarios y políticas de fomento, agudiza la situación, según boletín de prensa de la Cámara Nacional de Acuacultura.

Los costos operativos en Ecuador han aumentado, destacando un incremento de USD 0.28 por libra producida en 2023, frente a los costos de 2022. La inversión anual de 80 millones de dólares en seguridad ha sido crucial, pero se ha visto empañada por 77 incidentes delictivos, resultando en 58 heridos y cuatro víctimas fatales. La eliminación del precio diferenciado del diésel, el ISD y el IVA para insumos agravan las cargas fiscales.

Ante el panorama de descenso de precios y aumento de costos, el sector camaronero insta al gobierno ecuatoriano a intensificar esfuerzos contra la delincuencia y a reducir costos. Se destaca la importancia de este sector para la estabilidad socioeconómica del país, generando más de 290 mil empleos directos e indirectos. La Cámara Nacional de Acuacultura reitera su compromiso de colaborar con el sector público en la búsqueda de alternativas para asegurar el desarrollo sostenible de la industria acuícola.

Fuente: EL PRODUCTOR