Actualidad Economía

El sector bananero y platanero del Ecuador enfrenta importantes desafíos y retos en materia de competitividad en 2022

¿En qué lineamientos de trabajo y argumentos trabaja el gremio?

Guayaquil, 25 de enero del 2022.- El Clúster Bananero y Platanero del Ecuador, organización que agrupa a los principales gremios productores y exportadores de banano y plátano del país, analiza la ruta más indicada para que el sector establezca parámetros de crecimiento para el año 2022 frente a un 2020 y 2021 no tan positivos, y una de las aristas más importantes se relaciona a la competitividad del sector a escala internacional y la continuidad de mercados destino clave.

En este sentido, hace un llamado al Gobierno Nacional y a los actores del sector de musáceas con la finalidad de mantener el trabajo en conjunto como ya se ha venido haciendo y plantear alternativas y soluciones desde un concepto de productividad mucho más eficaz que permita compensar los incrementos de costos y mantener el producto ecuatoriano en los mercados internacionales.

José Antonio Hidalgo, director ejecutivo de AEBE, califica al 2021 como un año complejo en el cual el sector estuvo afectado por variables que no dependen del control de productores y exportadores. “En este período, las exportaciones de banano se situaron por debajo del nivel alcanzado en el 2020. Entre los factores que incidieron en dicha reducción se encuentran el factor climático, las dificultades logísticas provocadas por la COVID-19 y las excesivas exigencias de certificaciones por parte de algunos mercados, especialmente europeos, lo que ha reducido los márgenes de rentabilidad”. De acuerdo con el gremio, a lo mencionado se suma la carga impositiva de $470 millones que recae sobre el sector bananero, el incremento del precio en los insumos agrícolas como el fertilizante, el aumento de los precios de insumos de exportación como el cartón y el plástico; sin dejar de lado las inversiones para protegerse del Fusarium R4T y de la contaminación de contenedores por el narcotráfico.

Por otro lado, Juan José Pons, coordinador del gremio, menciona que “es preciso la aplicación del sello de buenas prácticas agrícolas de Agrocalidad en miras de mejorar la productividad sustentable por hectárea tanto en el sector bananero como platanero. Asimismo, en el primer semestre del año es indispensable un trabajo coordinado con el Gobierno Nacional para ejecutar acciones que permitan enfrentar la situación de la industria.”

Para el Clúster Bananero y Platanero del Ecuador, las medidas que contribuirían a mantener la competitividad del sector se encuentran: la emisión del reglamento que determina el drawback, la eliminación del impuesto a la salida de divisas (ISD) y la retención en la fuente al pago de fletes navieros y seguros. También la exoneración de aranceles para 170 partidas arancelarias de los sectores agropecuarios que se usan para la producción exportable, la reducción al mínimo de la tramitología que encarece las operaciones y la aplicación de reformas laborales que permitan flexibilizar y aumentar la contratación de personal. Además, la concesión de créditos a largo plazo y con bajas tasas de interés dirigidos a pequeños y medianos productores para las inversiones enfocadas a la protección del Fusarium Raza 4 (R4T) y una agresiva diplomacia comercial para lograr tratados de libre comercio con China, Corea, Japón y Eurasia.

A pesar de la reducción de las exportaciones en el 2021, el sector bananero y platanero sigue siendo uno de los principales motores de la economía ecuatoriana, dando una muestra de resiliencia. Por tal motivo, la industria mantiene altas expectativas de cara a las próximas visitas presidenciales con miras a la negociación de acuerdos comerciales, con la finalidad de consolidar e incrementar la presencia del banano ecuatoriano, especialmente, en el mercado asiático, considerado como la zona de mayor proyección económica con un mercado potencial de 1.7 billones de consumidores.

“Como país, debemos participar activamente en misiones comerciales, convenciones y foros que organice y participe China. Este año, ser sede de la Cumbre China LAC es un logro para el país si enfocamos que las conversaciones giren en torno a la inversión y comercio. La perspectiva del gremio es que China no debe ser vista solo como prestamista, sino como un mercado potencial y un centro de inversionistas”, menciona José Antonio Hidalgo, director ejecutivo de AEBE.