Economía

El sector automotor registra una caída de ventas del 21%

De acuerdo con ensambladores y representantes de marcas de vehículos livianos y pesados, se registra una caída en la demanda de los compradores.

QUITO. Una caída en la demanda de los compradores de vehículos se registra este año, según ensambladores y representantes de marcas de vehículos livianos y pesados, a propósito de la restricción de créditos, aumento de precios por las salvaguardias y los nuevos dispositivos de seguridad.

Entre enero y agosto de este año se vendieron 59 346 vehículos nuevos, livianos y pesados, según, las cifras más recientes, publicadas por la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (Aeade) en su página web, la cual representa un 21,6% menos que en el mismo período del 2014. Es decir, en ocho meses se vendieron 16 346 vehículos menos.

Mientras que para los vehículos livianos (automóviles, camionetas, jeeps y furgonetas), se registra una caída del 23,2%. Debido a la sobretasa arancelaria del 45% impuesta a los camiones hace seis meses, los vehículos pesados en agosto registraron un 51,7% menos de ventas en comparación con el mismo mes del 2014.

“Estos valores superan incluso el nivel del 2009, que por efecto de la crisis mundial el mercado nacional experimentó también medidas restrictivas y reducción en las ventas”, indicó la Aeade en su página web con respecto a las camionetas y automóviles que registraron en agosto las ventas más bajas de los últimos 8 años.

Al respecto, el gerente de la Asociación Ecuatoriana Automotriz (AEA), Manuel Murtinho, manifestó que “si la tendencia continúa a este ritmo se espera que el sector termine este año con una contracción de entre un 25% y 30% en sus ventas con respecto del 2014” y destaca que hay una evidente reducción de la demanda de los clientes que están retrasando sus compras debido a la contracción de la economía nacional.

Ante esta situación Murtinho, señala que actualmente los bancos están siendo más cuidadosos con la entrega de créditos para vehículos.

Adicionalmente, datos más recientes de la Cámara de Industria Automotriz revelan que entre enero y mayo la producción nacional de vehículos bajó un 7% respecto del 2014. Ante esta reducción, este año se prevé, según el presidente de Maresa, José Barahona, el 35% en ventas, tanto en la marca que la empresa ensambla (Mazda) como en las marcas que importa (Fiat, Jeep, Chrysler, etc.).

“Es una realidad que ha bajado la demanda. Cuando había un mercado restringido se tenía una demanda mucho mayor que la oferta. Pero hoy en día el mercado se ajustó solo. Es decir, que a pesar de que los cupos bajaron no estamos en capacidad de vender el cupo asignado”, aseguró Barahona.

Por su parte, Andrés Valencia, gerente de Producto de Camiones de General Motors de Ecuador, estima que este año las ventas caerán un 40% dentro de este segmento a nivel de todas las marcas. Además de los incrementos de precios por la salvaguardia, también ha bajado el mercado del transporte de carga y esto origina que se demanden menos camiones en el país.

“La industria comenzó a caer porque no hay qué movilizar y no hay una presión para cambiar el vehículo. Además, subió el precio”, dice Valencia. Coincide, también, en que los compradores que quieren calificar para el crédito de un camión tienen una evaluación más rigurosa que el resto.

Además, según el presidente de la Asociación de Ensambladoras de Motos, Oswaldo Landázuri, entre enero y agosto las importaciones de CKD cayeron un 32,9% respecto del mismo período del 2014. También las motos importadas registran una caída del 29,6% en ese período. (VCV/La Nación)