Opinión

EL QUINTO PUENTE

Ernesto Robles Alcívar/ Guayaquil

La gran mayoría de ciudadanos, principalmente guayaquileños, conocen las ventajas del “quinto puente”; cual es la razón para que la construcción de dicha obra, se encuentre enterrada en el escritorio de los últimos ministros de Obras Públicas, desde el gobierno de Rafael Correa, hasta el actual.

Esta obra beneficiaría no solo a la ciudad de Guayaquil, sino al país entero, generaría un gran ahorro de tiempo, consumo de combustible, tanto para las exportaciones como para las importaciones, pero esto parecería no importarles a los gobiernos de turno. Lo peor de todo, es qué, a sabiendas de los grandes beneficios que traería la construcción del “quinto puente”, los partidos políticos predominantes en Guayaquil, los medios de comunicación, las autoridades seccionales, los editorialistas, los articulistas y comentaristas económicos, no lo apoyan, al punto que su silencio, los hace cómplices de los ministros y gobiernos de turno, que no desean hacer esta gran obra que ayudaría a todo el país.

La alcaldía de Guayaquil solicitó la competencia para la construcción del “quinto puente”, como era lógico, nunca se la dieron y tampoco hicieron la obra (perros del hortelano), la Alcaldesa debería reclamar que se la den o la hagan, todos deberíamos hacer lo mismo, pero parece que no hay conciencia de los grandes beneficios que nos traería este nuevo puente.

El gobierno quiere generar empleos, pues esta obra los generaría. El gobierno quiere atraer la inversión extranjera, pues esta obra la atraería. El gobierno quiere ahorrar en el consumo de combustible, pues esta obra lo haría. El gobierno quiere recaudar más impuestos, pues esta obra los ayudaría. Entonces, qué esperan para sacar adelante la licitación y construcción del “QUINTO PUENTE”.

No contribuyamos, con nuestro silencio, a que esta gran obra quede en el olvido. Unámonos y obliguemos a qué, en este gobierno, pese al ministro correista que tiene, se construya.